Trigger

Yo opino: proceso que reconoce la voz de los estudiantes

11 de octubre de 2017

Durante el pasado mes de junio, más de 650 000 niños, niñas y jóvenes desde los cuatro a los 18 años participaron en la tercera edición de “Yo opino, es mi derecho”, instancia a cargo del Consejo Nacional de la Infancia, en colaboración con el Ministerio de Educación y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El proceso recogió las opiniones de los estudiantes sobre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), objetivos acordados por líderes mundiales en el contexto de la nueva agenda de desarrollo sostenible, y donde destacan algunos como “Fin de la pobreza”, “Hambre cero”, “Salud y bienestar”, “Educación de calidad”, “Igualdad de género” y “Reducción de las desigualdades”.

En el marco de la 72a Asamblea General de Naciones Unidas, que se desarrolló el 22 de septiembre en Nueva York, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, dio a conocer los resultados del estudio, donde destacó el interés y preocupación de los estudiantes por temas como la pobreza, la salud y el bienestar de las personas y la calidad de la educación.

Al respecto, la mandataria afirmó: “estamos trabajando en un nuevo trato con los niños y niñas y también entre la sociedad y el Estado. Entendemos que no se cumplirán las 109 metas que nos hemos propuesto, sino integramos activamente a los niños y adolescentes en un proceso que los involucre de manera tal que puedan hacer su propio juicio sobre los desafíos de los ODS”.

Por su parte María Estela Ortiz, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, dijo que la iniciativa “permite concretar el reconocimiento de los niños como ciudadanos con voz, opinión propia, juicio crítico y con capacidades para cambiar el mundo”.

Principales resultados

En esta tercera versión de “Yo Opino, es mi derecho” se ha logrado la participación de cerca de dos millones de niños, niñas y adolescentes: todos los párvulos y estudiantes de colegios municipales, subvencionados y particulares de Chile.

En cuanto a las prioridades de los estudiantes, el proceso arrojó que mientras para los más pequeños los temas de relevancia son poner fin a la pobreza, mejorar la salud y el bienestar y alcanzar la paz y la justicia, para los adolescentes, los objetivos más importantes del país son mejorar la calidad de la educación y una mayor igualdad de género.

Para el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, Carlos Henríquez, instancias como esta nos permiten conocer más de cerca de la opinión de los niños y adolescentes. Lo importante, subrayó, es utilizar esta información para tomar decisiones que involucren a los estudiantes y los hagan parte de los lineamentos por un mejor país.

Necesitamos escuchar más a nuestros niños, niñas y jóvenes para saber qué piensan y cómo ven el mundo y es nuestra labor tomar en cuenta esas opiniones para avanzar en una mejor construcción de políticas públicas que releven el buen trato hacia la niñez y la adolescencia”, afirmó el Secretario Ejecutivo, a lo que agregó: “nuestros estudiantes sí están preocupados por lo que pasa en su entorno y son capaces de hacer un juicio crítico de ello, por lo tanto, es relevante para nosotros, los adultos, hacerlos parte del trabajo por la mejora”.

Más información en www.yoopino.cl