Trigger

Vacaciones de invierno: espacio para el descanso y la creatividad

15 de julio de 2019

Las vacaciones de invierno son una oportunidad para descansar y cargar energías para la segunda mitad del año. En la edición del sábado 13 de julio, nuestro programa radial Agenda Calidad, trató sobre cómo orientar a niños, niñas y adolescentes para aprovechar este tiempo libre como una oportunidad  para la creatividad y la socialización.  

Tras un primer semestre de clases, las vacaciones de invierno son una esperada oportunidad para descansar y dedicarle tiempo a todo tipo de actividades. Incluso es posible reforzar los aprendizajes, sin que esto signifique una carga para los estudiantes. Sobre este tema conversamos con Verónica Gubbins, psicóloga y doctora en Ciencias de la Educación, Gino Cortez jefe (s) de la División de Evaluación y Orientación de Desempeño (DEOD) de la Agencia y el periodista Gonzalo Araya.

“Uno necesita reposo para volver a cargar pilas, pero también para salir de la rutina y ampliar nuestro mundo explorando nuevas actividades, siendo estimulados por otras experiencias y relaciones”, planteó Verónica Gubbins.

Aburrimiento y creatividad

Si bien explorar nuevas actividades artísticas y deportivas, por ejemplo, son un estímulo positivo, hay que tener cuidado de que no se conviertan en una nueva carga. Muchas veces, con el fin de evitar que los niños se aburran, los padres tienden a llenar la agenda de ocupaciones que terminan por convertirse en una nueva rutina, que elimina los tiempos libres.

“El aburrimiento es el mejor momento para ser creativos. Sirve para darse cuenta de lo dependiente que puedes llegar a ser de otros, y de otras cosas. Estamos en un período de tecnología muy introducida en la vida de las personas. El aburrimiento te conecta contigo mismo, y permite abrir otras posibilidades de ti mismo, creando, inventando nuevos encuentros y experiencias. El tiempo libre, el ocio, puede ser tremendamente creativo”, indicó la psicóloga.

Por su parte, Gino Cortez señaló que “esto conversa muy bien con las habilidades que necesitamos, que tenemos que trabajar para el siglo XXI. Esperamos que los niños desarrollen mayor creatividad, mayor pensamiento crítico, mayor trabajo colaborativo”.

Respecto al uso de tecnología, muchas veces los padres descansan en ella para mantener entretenidos a sus hijos, como una solución a la mano, pero se requiere poner atención para evitar caer en el exceso. Bien utilizada, puede convertirse en una herramienta para conectarse al mundo y socializar con sus pares. Más que restringir, la clave está en darle un buen uso.

Tiempo para conversar

Si bien el tiempo libre es una instancia para que niños y adolescentes puedan estar solos, pensar y conectarse consigo mismos, este es un proceso que también requiere la atención de los adultos. Estos espacios también son una puerta para conversar, conocer intereses y problemas por parte de los padres. “Más que buscar con qué entretenerlos, lo mejor es vigilar cómo organizan su día y ayudarlos a estructurarse, con momentos para cada cosa. La variedad de actividades es lo que te abre al mundo”, concluyó Verónica Gubbins.

Escucha el programa completo ACÁ