Trigger

Trabajemos por entregar más oportunidades de aprendizaje

25 de octubre de 2017

Hoy miramos a la evaluación ya no como el centro del diálogo, sino como parte del Sistema Nacional de Evaluaciones, plan que trabaja sobre el objetivo de apostar por una educación integral que se preocupe no solo de los contenidos, sino también del desarrollo de las habilidades de los estudiantes.

Al respecto, Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, afirmó que “luego de 30 años de solo Simce, este es un sistema de evaluación distinto. Ya no estamos hablando de rankings con los 100 mejores o peores; salimos de esa conversación para centrarnos en la mejora de los 12.000 colegios de Chile”, señalando además que “la competencia ya no es el foco sino la colaboración e incluso ya tampoco lo son solo los resultados, sino la observación de procesos por parte de los equipos directivos sobre cómo se está trabajando en las salas de clases”.

El pasado 21 de octubre conversamos en el programa radial de la Agencia con Raúl Astudillo, profesor y director del Liceo Polivalente Abdón Cifuentes. El establecimiento ubicado en Conchalí es hoy uno de los más destacados de la comuna y entre sus características está potenciar entre sus alumnos el desarrollo de distintas habilidades en paralelo a la enseñanza de contenidos y asignaturas tradicionales, algo que les ha traído muchas satisfacciones.

Según Astudillo, existen algunos puntos clave en la gestión que permiten avanzar y conseguir buenos resultados. Entre ellos resalta la posibilidad de tener un diagnóstico institucional que defina cuáles son las principales necesidades y también, escuchar. “Es importante escuchar y vincularse de manera constante, permanente y activa tanto con lo que los estudiantes demandan como con lo que los profesores necesitan y empoderar a un equipo directivo donde cada uno cumpla su rol para que pueda aportar desde ese lugar a la conformación de aprendizajes”, aseveró.

Ampliemos la mirada hacia una educación integral

Con respecto al actual rol del Simce, Henríquez reafirmó la importancia que tiene ver esta herramienta no como un sinónimo de calidad, ya que esta tiene que ver con “la experiencia significativa en la que nuestros niños puedan desarrollar sus talentos y lograr sus proyectos de vida”.

En esa línea agregó: “el Simce ahora dejó de ser solo un número y comenzó a entregar información pedagógica para que los colegios puedan avanzar. Por otro lado, al dejar de ser el único instrumento, pues se suman otros como los Indicadores de Desarrollo Personal y Social, permite al director contar con información mucho más amplia para centrarse en lo que queremos: las oportunidades de aprendizaje”.

Sobre el empoderamiento de los distintos equipos de trabajo, el Secretario Ejecutivo afirmó que la conversación es fundamental, además de las reuniones permanentes con los docentes “donde el centro y el foco sea el aprendizaje” y todos los instrumentos que inciden en él como la planificación, el apoyo a los profesores y todo aquello que ocurre dentro de la sala de clases.

Para Raúl Astudillo, todos los avances que ha conseguido el Liceo Polivalente Abdón Cifuentes tienen que ver con “la convicción de estar haciendo lo correcto”. En ese sentido, aseguró: “para mí, la formación académica y la de otras habilidades no van por caminos separados”, subrayando la posibilidad que entrega el currículo de generar oportunidades de creación de espacios de desarrollo. “Lo central de todo esto es que el estudiante se sienta parte de la generación de sus propios aprendizajes porque está interesado y quiere saber cómo puede mejorar”.

Puedes escuchar el programa completo haciendo clic AQUÍ.