Trigger

Los documentales entran a la sala de clases con LatinBeat

11 de enero de 2019

Alrededor de cuarenta son los documentales disponibles en el catálogo de LatinBeat, una iniciativa de CCdoc que tiene como objetivo unir el cine documental chileno con los contenidos curriculares de enseñanza media. La experiencia educativa, que pueden disfrutar estudiantes desde 7° básico, ya es parte de siete colegios en el país y, según sus realizadores, se espera que este 2019 más establecimientos ocupen esta herramienta para el aprendizaje y descubrimiento de nuevas realidades en los estudiantes.

Rescate del fin del mundo (Sebastián Domínguez, 2016), la historia de la heroica hazaña del Piloto Pardo y el riesgoso rescate de la tripulación expedicionaria británica de Ernest Shackleton desde la Isla Elefante en la Antártica; La Once (Maite Alberdi, 2014), filme que muestra la reunión de cinco mujeres ancianas que se juntan sagradamente a tomar el té una vez al mes desde hace sesenta años; Dungun, la lengua (Pamela Pequeño, 2012), registro que narra el trabajo de la profesora mapuche Elba Huinca por rescatar la lengua de su pueblo traspasándosela a sus alumnos; y 74m2 (Paola Castillo y Tiziana Panizza, 2012), cinta que observa el proceso por el que pasan dos mujeres para obtener su casa propia, son solo algunos de los documentales presentes en esta plataforma que significa un aporte para el trabajo de los profesores en la sala de clases.

Acerca del nacimiento de LatinBeat, la directora ejecutiva de CCdoc, Flor Rubina, comentó que el proyecto surgió a partir de la unión de distintas productoras independientes con las cuales ya habían trabajado. De esta manera, las agrupaciones iniciaron un camino de reflexión sobre la contribución de sus documentales y la posibilidad de mostrarlos en colegios, pues están convencidas de que “además de ser una obra artística, estas piezas tienen valor patrimonial y también ayudan a mirarnos como sociedad y a conocer y entender distintos puntos de vista”, sostuvo.

Por otro lado, Rubina mencionó que, con el objetivo de usar este material audiovisual como un recurso pedagógico, el proyecto LatinBeat confeccionó fichas que pueden servir de guías para los profesores. La idea, agregó, “es que sirvan para trabajar los temas que se tratan en los documentales. Nos pareció útil, considerando el tiempo de atención de los niños y jóvenes y la duración de la clase, el seleccionar fragmentos específicos para los temas que se quieran trabajar”.

En esta línea, Francisco Schüler, coordinador general de contenidos de LatinBeat, afirmó que este material pedagógico acompaña a cada una de las películas y “consta de cuatro fichas por documental (ficha documental, ficha académica, otra con una selección de secuencias claves y finalmente, un cuestionario en línea para usarlo como evaluación), todas confeccionadas por expertos educacionales con larga experiencia en este tipo de trabajo”. Por lo tanto, añadió, el contenido de este material “es formulado en base al Programa común de formación general de la educación chilena del Ministerio de Educación y, por lo tanto, buscamos documentales que se enmarquen dentro de los objetivos y los aprendizajes esperados para las asignaturas y años de escolaridad determinados”.

Puerto Montt: la ciudad con más LatinBeat

Actualmente, el proyecto LatinBeat está presente en siete colegios chilenos ubicados en Santiago, Pichidegua y Puerto Montt, siendo esta última la ciudad con más colegios participantes. Uno de ellos es el Liceo de Niñas Isidora Zegers de Huneeus, establecimiento de la Región de Los Lagos que comenzó a trabajar en la plataforma en junio del año pasado y, según contó su jefe de Unidad Técnico Pedagógica, Fernando Osorio, ha sido una experiencia exitosa y muy satisfactoria.

“Trabajamos con LatinBeat no solo en las asignaturas del plan de estudios, sino que también lo incorporamos a los talleres JEC (Jornada Escolar Completa), específicamente a los que tienen que ver con Formación Ciudadana y Arte y Cultura”, comentó Osorio además de asegurar que, para el liceo, “esta iniciativa ha sido un gran aporte, porque muestran a los estudiantes parte de nuestra cultura y rescata aspectos importantes de nuestra historia, presente y futuro”.

Otro establecimiento de Puerto Montt, la Escuela Básica Kimun Lawal –la misma que hace unos meses destacamos por su proyecto audiovisual Kimun TV– es otra represente de la región que está trabajando con LatinBeat. Al respecto, su jefe de UTP, Hernán Rodas, contó que, en el caso de este establecimiento, al no contar con una buena conexión a Internet, optaron por tener el material en su escuela. “El material audiovisual nos llegó para nuestra biblioteca CRA (Centro de Recursos para el Aprendizaje) y, junto con otros registros que ya teníamos, formamos una especie de videoteca que quedó a disposición de los profesores y sus clases”, mencionó.

Para Rodas, “los estudiantes, a través de esta experiencia, comenzaron a valorar la posibilidad de aprender a través del formato audiovisual. Además, a partir del análisis y comentarios posteriores a cada exhibición, los niños generaron mayor poder de opinión y desarrollaron aún más su expresión oral, sobre todo en la asignatura de Lenguaje”.