Trigger

Liceo Bicentenario de Molina: prácticas que fomentan el crecimiento integral de los estudiantes

19 de marzo de 2018

Gracias a la instauración de un innovador sistema educativo, los estudiantes del Liceo Bicentenario de Molina, destacado en la Región del Maule, son muy conscientes de sus capacidades. Esta comunidad educativa deposita una gran confianza en sus estudiantes –niños, niñas y jóvenes que cursan desde séptimo a cuarto medio- al enfatizar en el desarrollo de distintos tipos de habilidades, tanto dentro como fuera de la sala de clases.

Jóvenes activos, clases que relevan el debate y la opinión por sobre lo meramente expositivo, y alumnos motivados al trabajar individual y grupalmente, son algunas de las características de quienes conformar el cuerpo estudiantil de este establecimiento dirigido por Dan Contreras, profesor de historia que asumió este año el liderazgo del colegio y que aseguró en entrevista con la Agencia de Calidad que seguir esta metodología les ha traído muchos beneficios.

“El liceo trabaja con el método SERF, que consiste en potenciar la autonomía de cada estudiante a través del acompañamiento particular de cada uno de ellos según sus intereses”, explicó Contreras además de agregar que el sistema fue integrado en todas las asignaturas asegurando que su aplicación ha traído muy buenos resultados, sobre todo en cuanto al desarrollo de habilidades como el pensamiento crítico, la colaboración y el liderazgo.

Por otro lado, Dan Contreras dijo que en el establecimiento se mantiene un respeto por las inquietudes de los estudiantes, teniendo claro que actualmente sus intereses van de la mano con el uso del celular y otros dispositivos. En ese sentido, afirmó que estos aparatos son bienvenidos en la sala de clases, siendo utilizados en distintas actividades.

“No tenemos problemas en que un niño use su celular en clases. De hecho, si alguien viene al colegio y no conoce el sistema de trabajo que usamos, podría parecerle extraño ver que todos están con los celulares encima de la mesa, conversando, metiendo bulla, y eso es porque acá consideramos como parte del trabajo diario el compartir información y estar constantemente verificando fuentes”, contó.

Pioneros en inclusión

Actualmente, el Liceo Bicentenario de Molina se alza además como uno de los pioneros en dejar la selección para pasar a ser un establecimiento inclusivo. La decisión, comentó Contreras, permitió que un nuevo perfil de estudiantes fuera parte de la comunidad educativa y ello a su vez, “generó un espacio y un ambiente grato, además de un trabajo que no diferencia entre un estudiante y otro”, destacando que en una misma sala comparten alumnos de diferentes rendimientos académicos, jóvenes con necesidades educativas especiales, estudiantes que repitieron algún curso, etc.

Uno de los alcances que hizo el director con respecto al trabajo en la sala es que además de la figura docente también hay un acompañamiento de parte de un tutor (generalmente de profesión psicólogo o profesor), quien vela por el bienestar personal de todos los estudiantes para que estos puedan desenvolverse sin problemas en lo académico. Entonces, comentó, el tutor es aquel que conversa con el alumno para saber de su estado de ánimo, sobre cómo se siente en el colegio, acerca de su familia y posibles dificultades dentro de esta, por su relación con los demás compañeros, entre otros.

Lo anterior –afirmó– va de la mano con el trabajo por una educación integral, donde tanto lo intelectual como lo socioemocional van de la mano cuando se habla de aprendizajes. “Una buena relación en términos afectivos conlleva a un mejor desarrollo cognitivo”, aseguró.

Para el director, comprobar que estas estrategias dan resultado es parte de un trabajo que involucra a toda la comunidad, principalmente a los profesores y profesoras, de quienes dijo que se trata de un grupo muy dedicado y capaz.

Creemos en los estudiantes de Molina y pensamos que realmente somos un aporte para la comuna y sentimos que estas buenas prácticas son una demostración de que efectivamente se puede tener una educación de calidad e inclusiva”, sentenció.