Trigger

¿Cómo leen los estudiantes 4G?

25 de mayo de 2017

La última entrega de resultados Simce y de los Indicadores de Desarrollo Personal y Social (IDPS) dejó múltiples avances en 4° básico, la desaparición de la brecha de género en Matemática y un cierre considerable de las diferencias por grupos socioeconómico; sin embargo, pese a este progreso, hay desafíos importantes en enseñanza media, particularmente en Lectura. 

En abril pasado la Subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga y el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, dieron a conocer los Resultados Educativos 2016 correspondientes a 4° y 6° básico y a II medio, donde la baja sostenida de Lectura en media (7 puntos en la última década), sobre todo la de los hombres (28 puntos desde 2006), requirió de una nueva mirada para comprender qué está pasando.

Una de las explicaciones que propuso la Agencia de Calidad tuvo que ver con la llamada generación 4G, niños y niñas que nacieron entre 1990 y 2012 y que han estado desde siempre inmersos en la tecnología. Acostumbrados a la inmediatez de las plataformas digitales, estos jóvenes dividen la pantalla del computador en dos partes; en una buscan información para la tarea y en la otra revisan su página de Facebook, mientras chatean por Whatsapp o usan Snapchat y cargan un tutorial en Youtube.

Si bien esta habilidad múltiple que los caracteriza genera nuevas capacidades en los estudiantes (mayor eficiencia, más creatividad), esta conlleva ciertos desafíos en la manera en que los estudiantes aprenden: “necesitamos incorporar con sentido pedagógico dispositivos y lógicas digitales en el mundo escolar, proyectando en paralelo la formación de profesores para la era digital y el acompañamiento temprano en la lectura. Pero sobre todo, hay que dejar en claro que esto es una oportunidad, no es el fin de la lectura, es el comienzo de otra manera de leer”, afirmó Henríquez.

¿Cómo leemos hoy?

Otro estudio que confirma esta tendencia es PISA, el último informe mostró que un 32 % de los estudiantes chilenos utiliza Internet por más de seis horas al día (muy por encima del 24 % de América Latina y del 16 % de la OCDE); si pasamos a los videojuegos, un 48% de los estudiantes declara jugarlos después del colegio (45 % América Latina y la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos); y si separamos esta última cifra por género, veremos que ese 48 % se compone de un 70 % de hombres, precisamente los que obtienen peores resultados.

Los dispositivos y las plataformas llegaron para quedarse y cambiaron la forma en que nuestros estudiantes leen y aprenden. Sin embargo, también existen puentes que reúnen ambas formas de ser, reuniendo el eterno placer por la lectura con las habilidades de los nativos digitales.

 

Wattpad: Se trata de una plataforma que, elementalmente, permite compartir historias con otros. La idea es que cada usuario puede publicar desde un artículo a un poema o una novela y a su vez, seguir, votar, comentar y unirse a grupos en torno a determinados escritos o autor. Es una red de lectores y escritores. Y si bien la mayoría de sus visitas proviene de Estados Unidos (50 %), Colombia, Argentina, España, México, Venezuela, Chile y Perú son los que más suman adeptos desde el mundo hispano, donde destacan los jóvenes.

 

Biblioteca Pública Digital: Es una aplicación de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) para el préstamo de libros, disponible para teléfonos móviles o tablets y completamente gratis. El acceso a esta plataforma es intuitivo y fácil para el uso de niños y adultos. Esta te permite ampliar tamaño de la fuente, devolver anticipadamente un préstamo, sincronizar la cuenta de BPDigital con el teléfono móvil, leer en streaming, descargar libros sin necesidad de contar con Adobe Digital Editions y devolver automáticamente un libro una vez expirado el tiempo de préstamo. Para poder devolver un libro descargado, solo se debe presionar su ícono y seleccionar la opción «Devolver préstamo». Y si no es devuelto ni renovado, al pasar catorce días se devolverá de forma automática, sin generar atrasos ni multas.

 

Booktube: Es una comunidad de Youtube, con personas que son principalmente jóvenes de 15 a 25 años que suben videos donde entregan sus opiniones y recomendaciones de libros que les hayan gustado. Esto lo complementan con las redes sociales, como Instagram y Facebook, generando mayor interacción con sus usuarios. Una reconocida booktuber nacional es Laura Mera, quien con su canal Muchacha ojos de papel, una comunidad de más de cinco mil seguidores y sobre las nueve mil reproducciones fue nominada como una de las cien jóvenes líderes del 2015 por la revista Sábado, donde afirmó que los canales de Booktube “ayudan a fomentar la lectura entre los jóvenes, y en los que no lo son tanto también”.

 

Chile para niños: Si bien es parte de un sitio mayor (la Biblioteca Nacional Digital de Chile, donde se pueden encontrar portales tan valiosos como el de Memoria Chilena), la dulce personaje Memoriosa acompaña a nuestros niños y niñas más pequeños en la aventura de aprender a disfrutar la lectura. A través de audios, videos, documentos, fotografías y actividades, la plataforma plantea distintos juegos para adentrarse en los temas y colecciones patrimoniales de la Biblioteca Nacional de Chile. Un imperdible para comenzar a forjar en los nativos digitales el gusto y el hábito de leer.