Trigger

Implementación de talleres extraescurriculares permiten mejora en resultados educativos en Liceo Técnico Puente Ñuble

25 de mayo de 2018

En los últimos tres años, el Liceo Puente Ñuble, de la comuna de San Nicolás, ha mejorado sus resultados educativos, tanto los de aprendizajes como los de los Indicadores de Desarrollo Personal y Social, a través de la disminución de horas de clases de asignaturas tradicionales, como Lenguaje y Matemática, las que se han empezado a destinar a otras áreas a través de talleres.

En la comuna de San Nicolás, se encuentra el Liceo Técnico Puente Ñuble. El establecimiento, de 386 estudiantes que cursan de prekínder a IV medio, cuenta además con la modalidad técnico profesional e imparte la especialidad de agropecuaria. Este liceo municipal tiene un alto índice de vulnerabilidad, algo que no ha sido un impedimento para mejorar año a año.

El modelo educativo de este colegio está centrado en los estudiantes y su objetivo es proveerlos de aprendizajes integrales. El proceso de enseñanza y aprendizaje está adecuado al estilo y ritmo de los alumnos y se potencia fuertemente con talleres extracurriculares, los que contribuyen al desarrollo de inteligencias múltiples, potencian talentos, mejoran la autoestima y, además, aportan a la convivencia escolar.

“Creemos esencial que todas las áreas del currículum estén fortalecidas. En general, en los colegios se les da mucho énfasis a las asignaturas tradicionales, dejando un poco desplazadas otras dimensiones. Nosotros creemos en la educación integral, por eso le damos relevancia a todas las áreas, porque los aprendizajes se producen así. También fortalecemos las habilidades de los estudiantes, de esta forma logran evidenciar sus aprendizajes y demostrar un importante grado de satisfacción con el establecimiento, y no solo ellos, sino también los apoderados y los docentes”, explica Patricia Molina, jefa UTP del Liceo Puente Ñuble.

Hace tres años el Liceo Puente Ñuble comenzó una de las transformaciones más importantes de los establecimientos de la comuna: subió más de 50 puntos en las pruebas de aprendizaje Simce y logró un significativo aumento de matrícula: de 278 alumnos a 386.

Todos estos cambios fueron implementados por el actual director del establecimiento, Xavier Palma, quien asumió en 2014 como jefe UTP y luego, en 2015, como director del establecimiento. Una de las primeras medidas que adoptó fue la de innovar el modelo educativo. El colegio pasó de ofrecer diez talleres extracurriculares a cuarenta. “Cuando construimos el modelo pedagógico, colocamos énfasis, primero, en bajar las horas de Lenguaje y Matemática, dejándolas a las ocho horas que propone el Ministerio. Teníamos cursos con hasta doce horas en estas asignaturas. Esta disminución nos permitió aumentar las horas de Música, de Educación Física y de Artes Visuales. Le dimos más importancia a los talleres y recibimos una gran respuesta por parte de los alumnos”, especifica Palma.

Más talleres, mejores aprendizajes

El director comenta, además, a propósito de los talleres extracurriculares: “potenciamos las inteligencias múltiples, los talentos y los estudiantes aprenden a gusto, lo que es muy importante”; y agrega que, con el tiempo, pudieron comprobar que estos espacios producen aprendizajes significativos en los estudiantes, mejorando el clima de convivencia escolar al interior del establecimiento.

Entre los resultados que se evidenciaron en el corto plazo al implementar más talleres extraprogramáticos destacan la certificación en el idioma inglés, el envío de estudiantes al extranjero, un alza importante de resultados Simce en 6° básico, entre otros. “Para nosotros los principales factores de cambio en los resultados educativos de los estudiantes son el colegio y los profesores. Aquí no hay excusas de que la situación económica es una limitante para los estudiantes, aquí todos pueden aprender”, destacó el director.

“Disminuyendo la cantidad de horas que tenían designadas a algunas asignaturas, han logrado que sus estudiantes tengan mejores rendimientos. Esto concuerda con lo que hemos dicho muchas veces: cuando un estudiante se siente cómodo, en un ambiente de confianza y que desarrolla sus habilidades, está en mejor disposición para aprender”, indica Gino Cortez, director de la Macrozona Centro Sur de la Agencia de Calidad de la Educación.

Fortalecimiento técnico profesional

El Liceo Técnico Puente Ñuble, además de fortalecer los talleres de artes, también ha puesto sus esfuerzos en fortalecer el área de la especialidad de técnico agropecuario, con el propósito de desarrollar la capacidad de emprendimiento y de innovación en sus estudiantes.

Un resultado de esta iniciativa son los proyectos ganadores de SaviaLab (curso que busca capacitar a docentes de liceos técnicos rurales en metodologías de innovación temprana), como el Té de Uva, Termocaschi, Agrokid, entre otros.

Todas estas innovaciones han logrado movilizar a toda la comunidad escolar hacia un sentido educativo mucho más amplio y robustecer habilidades con resultados académicos significativos.