Trigger

¡Global Teacher Prize Chile 2017 ya tiene ganador!

25 de octubre de 2017

El profesor de Quillota Eduardo Cortés (35) se transformó en el nuevo ganador del Global Teacher Prize (GTP) Chile, galardón conocido como el Nobel de la enseñanza, que busca reconocer el trabajo de nuestras maestras y maestros.

Fueron 24 mil profesores nominados en todo Chile, mil postulantes y cinco grandes finalistas: Marcela Rodríguez, profesora de Matemática en el Liceo A-1 Octavio Palma Pérez, Arica, Región de Arica y Parinacota; Mauricio González, profesor de Educación General de Básica en el Liceo Técnico Profesional, Colchane, Región de Tarapacá; Beatriz Saavedra, educadora de Párvulos en el Liceo Cacique Colin, Lampa, Región Metropolitana; Marcela Henríquez, profesora de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Polivalente Carlos Montané Castro, Quirihue, Región del Biobío, quien además ganó el premio de favorita del público, entregado por TVN, y Eduardo Cortés, profesor de Tecnología en la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple, Quillota, Región de Valparaíso, .

El Global Teacher Prize es una iniciativa mundial que Elige Educar desarrolló por segundo año en Chile, con el objetivo de reconocer a profesores que están haciendo una importante contribución a su profesión en nuestro país. En su segunda versión nacional este premio convocó a todo el país a nominar a aquellos profesores que con su trabajo diario en las salas de clases abren oportunidades a todos sus alumnos, innovan en su trabajo y de esta forma marcan la diferencia.

Para Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad y parte del jurado que eligió al ganador del GTP 2017, “con este premio se reconoce el trabajo que día a día realizan miles de profesores y que dejan huellas en sus alumnos. No solo son importantes los aprendizajes académicos sino también aquellos que aportan a la calidad de vida de niños, niñas y jóvenes y eso los profesores lo hacen a diario”, expresó.

Eduardo Cortés, ganador del GTP Chile 2017, destacó por movilizar aprendizajes en sus estudiantes involucrándolos en actividades que realmente tienen sentido en sus vidas y para la comunidad. Así, a través de una metodología basada en proyectos, este profesor ha motivado a sus estudiantes a ser ellos mismos quienes encuentren soluciones a sus problemas y a los del entorno, con lo que ha despertado no solo su gusto por aprender, además ha fortalecido un aspecto fundamental: su autoestima. “Lo que yo busco es generar espacios distintos y generar una conciencia social en mis alumnos, los jóvenes pueden ayudar a otros con lo que aprenden, ser actores de cambio y a la vez generar aprendizajes significativos”, explicó el docente.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, señaló por escrito, en palabras leídas por la Subsecretaría de Educación Parvularia, María Isabel Díaz: “Este premio es importante. Es una manera de decir a todos los profesores del país que no están solos, que Chile valora enormemente lo que hacen, que son parte esencial de las transformaciones que hemos emprendido y que pueden contar con nosotros”.

Metodología basada en proyectos

Como profesor de Educación Media Técnico Profesional, Eduardo trabaja todos los días para convertir el aprendizaje de sus estudiantes en algo práctico y útil para sus vidas, con lo que, a su vez, fortalece su autoestima, aspecto fundamental. Desde 2010, este profesor de Quillota ha desarrollado junto a sus estudiantes diversos proyectos merecedores de varios reconocimientos. Entre estos se encuentran un brazo robótico, un cortador de botellas de vidrio para reutilizar el material, una bicicleta eléctrica que se carga con energía solar, una máquina de soldar hecha con transformadores de microondas y un proyecto llamado Misión Aconcagua, idea que se ha convertido en un emblema de su asignatura y de la comunidad en sí misma.

Misión Aconcagua

Con sus estudiantes de la especialidad Técnico en Electricidad, Eduardo decidió salir de la sala de clases para  el conocimiento al servicio de la comunidad. El objetivo fue hacer una revisión e instalación eléctrica completa para las familias de una población de escasos recursos que se ubica muy cerca de la escuela. Por su impacto, Misión Aconcagua, al igual que otros de sus proyectos, ha ganados algunos premios y se ha mantenido en el tiempo como una iniciativa escolar de alto impacto. Con proyectos como éste, Eduardo ha logrado no sólo impactar a estas familias, sino comprometer a sus alumnos de una manera diferente.

Proyectos como Misión Aconcagua han sido la clave de Eduardo para convertir a sus estudiantes en agentes de cambio. Ha sido indispensable mostrarles a sus alumnos otras realidades y hacerlos partícipes de iniciativas que trascienden el aprendizaje impactando la vida de muchas personas dentro y fuera del aula. Proyectos desafiantes y de resultados reales, alumnos motivados y familias y comunidades entusiasmadas con los logros de los jóvenes.