Trigger

¿Qué están haciendo las escuelas para mejorar en Lectura?

21 de agosto de 2018

Bárbara Streeter, educadora de párvulos y directora del área de capacitaciones de Fundación Astoreca, fue la invitada a conversar con Marcela Soto y Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, al programa radial de la Agencia del pasado sábado 18 de agosto. La experta comentó sobre las estrategias en Lectura que se están desarrollando actualmente en algunos establecimientos del país.

En el trabajo por aportar a la educación del país en sectores vulnerables, Astoreca trabaja hoy no solo con los tres colegios que conforman la fundación –San Joaquín, San José y San Juan– sino que también con otros veinte establecimientos, a los que ofrecen asesoría en Matemática y Lenguaje con el objetivo de fortalecer los aprendizajes de niños y niñas de escasos recursos de 1° a 4° básico.

Al respecto, Streeter mencionó que, mediante la experiencia de la fundación, se ha visto que en Lenguaje hay una continuidad “desde lo que se hace en educación pre escolar hasta 4° básico, que es más o menos donde debieran estar muy bien asentadas todas las habilidades de lectura y comprensión para que los niños sean cada vez más autónomos y puedan ellos mismos acercarse a los libros, decidir qué leer y aprender del contenido de esas lecturas”.

En esa misma línea, afirmó que parte de los buenos resultados son consecuencia de un trabajo sistematizado, que en el caso del aprendizaje de la lectura tiene que ver con un método fónico a través del cual los niños entienden los sonidos de las palabras y cómo cada letra se asocia a cada sonido, algo que, según la directora del área de capacitaciones de Fundación Astoreca, se ve aún más potenciado con la ayuda de la familia.

“Los niños tienen una curiosidad natural”, dijo, y esto se potencia “sobre todo si han visto a sus papás y mamás escribir y leer en la casa, o si los incorporan en tareas como escribir la lista para ir al almacén o la feria”. En ese sentido, Streeter añadió que “este juego se convierte en una sensación para los niños y ahí son el papá y la mamá quienes, al explicarles, van ayudando a entender los códigos y ver que esos signos escritos en el papel se transforman en palabras”.

Otro punto relevante al que hizo alusión Bárbara Streeter es a la importancia de poner la comprensión por sobre la velocidad lectora, esta última muy valorada hasta hace solo unos pocos años atrás. Según sus palabras, “la rapidez con que un niño lee nos dice qué tan fácil es para él armar palabras”, y eso, agregó, “es una medida para saber cuánta capacidad tiene disponible para hacer otras cosas”, como por ejemplo, comprender lo que está leyendo. Para Streeter, leer rápido no es sinónimo de comprensión, pero sí es un “pequeño factor para saber cómo los niños están avanzando en lectura”.

Por último, Streeter se refirió a cuán importante es que niños y niñas se encanten con la lectura y hagan de ella un pasatiempo que se realiza por pasión y no obligación.

“Si los niños logran una buena velocidad lectora y entienden lo que leen, pero no les gusta leer no avanzaremos tanto y queremos que les encanten los libros para que busquen seguir desarrollándose a través de la lectura”, sostuvo, añadiendo que para eso existen distintas estrategias y desafíos como tener más acceso a los libros tanto dentro como fuera de las escuelas, mayores oportunidades de lectura durante el día y la posibilidad de elegir las lecturas según sus intereses.

Puedes escuchar el programa completo AQUÍ.