Trigger

Escuelas de Antofagasta valoraron uso de Evaluación Progresiva para monitorear aprendizajes

Directores y docentes de la región participaron de un taller realizado por la Agencia de Calidad con el fin de reflexionar sobre el proceso de análisis de datos que se realiza en los colegios y conocer las herramientas que ofrece esta evaluación para así optimizar la toma de decisiones en base a los datos.

La Agencia de Calidad de la Educación se reunió con más de 150 directores y docentes de las distintas comunas de la Región de Antofagasta en una jornada de Evaluación Progresiva. El taller “Nuevas herramientas de evaluación: hacer las cosas distintas para aprender mejor” fue encabezado por la directora de la macrozona Norte, Mabel Bustos.

“Tenemos importantes desafíos como Sistema Educacional y como Política Pública: instalar una cultura de uso de datos en la escuela que permita trabajar colaborativamente, que permita reflexionar sobre la acción pedagógica, y por sobre todo que permita mejorar los aprendizajes de los estudiantes”, dijo Bustos.

El taller tuvo como objetivos dar a conocer el nuevo Sistema de Evaluación de Aprendizajes y, en particular, Evaluación Progresiva; reflexionar sobre el proceso de análisis de datos que se realiza en los establecimientos, y conocer las herramientas que ofrece Evaluación Progresiva y ejercitarlas para mejorar y optimizar la toma de decisiones en base a los datos.

Evaluación Progresiva es una herramienta muy valorada por los equipos directivos y docentes de las escuelas de la zona. El director de la Escuela Caracoles de Sierra Gorda, Enrique Venegas, comentó que “en 2017 hicimos un pilotaje, y a partir de este año, la estamos utilizando. Creo que es un instrumento que está al servicio de los estudiantes, porque como escuela podemos ir monitoreando sus aprendizajes y logros, entregando información importante a los profesores y al establecimiento. Nos permite ver en qué estábamos fallando y en qué acertamos, para así tomar decisiones con los profesores”.

Loreto Cuadro, profesora de la escuela Arturo Pérez Canto de María Elena, afirmó que “hemos ido trabajando progresivamente en instaurar Evaluación Progresiva, en recoger los resultados y trabajar con ellos, porque muchas veces uno tiende a tener los resultados, guardarlos, sin hacer un análisis o reflexión. Por lo tanto, ahora se ha dado la cultura de tomar esos datos, reflexionarlos y analizarlos, para tomar nuevas medidas, pero ahora a partir de las evidencias”.

John Cortés, profesor de matemática del Instituto Científico y Educacional José Maza Sancho de Antofagasta, destacó que “a principios de este año el equipo UTP nos comentó que Evaluación Progresiva nos iba a permitir llevar una estadística sobre cómo van mejorando nuestros alumnos. Realizamos la prueba de diagnóstico y fue muy enriquecedora. La prueba me gusta mucho porque está bien adaptada al curriculum actual y la utilizamos para mejorar las áreas más descendidas de nuestros alumnos”.