Trigger

Escuela Casa del Sol moviliza Tarapacá con el fin de fomentar la lectura

4 de mayo de 2018

El establecimiento ubicado en la localidad de La Huayca, en Pozo Almonte, logró unir a la Región de Tarapacá con un solo propósito: juntar libros para mejorar la biblioteca y ofrecer un Rincón de la Lectura a toda la comunidad escolar.

Los noventa estudiantes de la Escuela Básica Casa del Sol de La Huayca, establecimiento rural ubicado en la comuna de Pozo Almonte, al interior de la Región de Tarapacá, este año vivieron con especial motivación la Semana del Libro: iniciaron la campaña “Dona cultura, dona un libro”, con el fin de mejorar su Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA).

En los primeros días de abril el director, Enrique Bustos, y la jefa UTP, María José Benítez, concordaron en la necesidad de hacer algo para revertir las precarias condiciones en que se encontraba la Biblioteca CRA de la escuela. Junto con los profesores del establecimiento decidieron iniciar una campaña para reunir libros, la que poco a poco logró movilizar a mucha gente de la región.

Partieron tímidamente con un afiche, el que rápidamente llegó a las redes sociales y se fue traspasando por wasap. “La campaña llegó a los diarios y a las radios. Mucha gente se interesó en donar libros; fueron llegando desde otros colegios, instituciones públicas y privadas, exprofesores, escritores y personas particulares”, explicó la jefa UTP.

Antes implementar la iniciativa, la biblioteca ocupaba un espacio limitado en un patio techado y contaba con cerca de doscientos libros. Para el Día Internacional del Libro, y gracias a la campaña la escuela cumplió con un importante desafío: inauguraron el Rincón de la Lectura y lograron superar los mil libros de Ciencias, Historia, narrativa, cuentos chilenos, Artes y Matemática, entre otros temas, gracias a las donaciones. María José Benítez destaca que la idea es “motivar que los niños tengan un lugar apropiado para leer. Esperamos seguir creciendo, ya que también la municipalidad anunció que construirá una nueva biblioteca CRA y eso nos tiene muy contentos”.

El director, Enrique Bustos, comentó que la campaña “se gestó porque nosotros pensamos que los libros son el recurso más importante y que perdura para el aprendizaje de los estudiantes, porque la sabiduría y el conocimiento que entrega un libro no muere nunca”.

El presidente del centro de alumnos del establecimiento, Víctor Molina expresó su alegría por los nuevos títulos con los que cuenta su escuela. “Estoy muy contento con este rincón de la lectura, porque tenemos más libros para leer y, en caso de que tengamos una prueba de un libro, podremos usar los ejemplares y es un apoyo”, manifestó.

Pero en la semana del libro los nuevos ejemplares no fueron la única forma de celebrar. La escuela también concretó otras formas de promoción de la lectura, entre estas destacaron el certamen de portadas de libros que los estudiantes hicieron en las puertas de sus salas de clases, el día del lector invitado, un concurso de relatos de terror, la elaboración de los tendederos literarios y presentaron obras de teatro contextualizadas en las historias de su pueblo.

La directora de la Macrozona Norte de la Agencia de Calidad de la Educación, Mabel Bustos, destacó que “la lectura constituye un vehículo para el aprendizaje, el desarrollo de la inteligencia y para la adquisición de la cultura. Leer nutre los contenidos de nuestras conversaciones y nos ayuda a comunicar nuestros deseos y sentimientos”.

Agregó que iniciativas como las que ha realizado este establecimiento de La Huayca son un importante aporte, pues “la lectura amplia los horizontes de los individuos, permitiéndoles ponerse en contacto con lugares, gente y costumbres lejanas en el tiempo y espacio. Son innegables los beneficios de esta habilidad para nuestros niños, niñas y jóvenes”.

Una escuela que mejora

El éxito de la campaña de donación de libros no ha sido el único de esta escuela. En 2016 la Agencia de Calidad de la Educación realizó una Visita de Fortalecimiento a la Autoevaluación a este colegio, pues sus resultados de aprendizaje y de los Indicadores de Desarrollo Personal y Social lo sindicaban como un colegio de desempeño Medio-Bajo.

Sin embargo, así como trabajaron para mejorar su biblioteca, también lo hicieron en su momento para mejorar los aprendizajes de los estudiantes. En 2017 lograron obtener una Categoría de Desempeño Medio, lo que indica que sus estudiantes obtienen resultados similares a lo esperado en las distintas dimensiones evaluadas en el proceso de análisis, considerando siempre el contexto social de los estudiantes del establecimiento.

Dentro de las características de este colegio que han aportado a una mejora sistemática, destaca su Proyecto Educativo Institucional (PEI), donde es posible evidenciar una misión institucional orientada a la entrega de una educación de calidad con equidad, proyectada a la formación de personas integrales que participen activamente del desarrollo de su comunidad, manteniendo costumbres y tradiciones. Junto con esto, desde 2014 la escuela ha implementado diversos talleres literarios, científicos y de idiomas, entre otros.

Mabel Bustos explicó que “la escuela ha implementado acciones a través de las cuales ha logrado desarrollar progresivamente un clima escolar positivo, caracterizado por la confianza, el respeto y trabajo en equipo”.  Un ejemplo es que los estudiantes tienen semanalmente la posibilidad de dialogar y opinar sobre sus percepciones respecto a la convivencia escolar, además de acercamientos a los profesores de manera informal, pues sienten la confianza para conversar diferentes temas y saber que son escuchados.

Además, esta escuela cuenta con reuniones y talleres de padres periódicos, en los que se informan de los avances de sus alumnos y reflexionan sobre estrategias de utilidad para apoyar el aprendizaje de sus hijos. Estas instancias nacen de la necesidad de que los apoderados cuenten con mayores herramientas para colaborar en las tareas que se encomendaban al hogar, para acompañar a sus hijos y ayudarlos a mejorar sus resultados.