Trigger

Escuela Andrés Alcázar fortalece el pensamiento crítico de sus estudiantes con Gobierno Escolar

24 de julio de 2018

Como parte de su plan de Participación y Formación Ciudadana, este colegio de la Región del Biobío decidió impulsar un plan de formación, que ha permitido a los estudiantes fortalecer sus habilidades de argumentación, tener opiniones más críticas de situaciones contingentes y trabajar en temas que mejoren la convivencia escolar.

En la comuna de Laja, ubicada en la Región del Biobío, se ubica la escuela Andrés Alcázar, la que en los últimos dos años se ha destacado por contar con un novedoso plan de Participación y Formación Ciudadana, el que se enmarca en la obligatoriedad que tienen todos los colegios del país de contar con este programa. En ese contexto, el establecimiento tomó el desafío de impulsar un plan de formación. Dentro de las acciones realizadas sobresale el Gobierno Escolar, que consistió en dar al colegio, desde prekínder hasta 8° básico, la estructura de un país. Esta original idea fue impulsada por el profesor de Historia y Geografía del colegio Rodrigo Peñaranda, y fue respaldado por el director, Luis Roa.

“Este plan nace para que los niños se familiaricen con los distintos roles de la sociedad, vinculándose con funciones administrativas y conociendo cómo se gobierna un país. El Gobierno Escolar es organizado por el centro de alumnos, liderado por un presidente y sus ministros, elegidos una vez al año por todos los estudiantes. Cada curso cuenta con un alcalde y concejales, quienes además representan a una comuna en particular”, señaló Roa.

El funcionamiento del proyecto se desarrolla con asambleas participativas (consejos de curso), donde en cada sesión semanal se exponen preocupaciones y propuestas. Todo esto es gestionado por Rodrigo Peñaranda y el departamento de Historia y Geografía, donde además de fortalecer los aprendizajes de los estudiantes, se motiva a que cada alumno tenga opinión, robusteciendo así su visión frente a la sociedad. Esto se ha traducido en estudiantes más críticos y empoderados en sus comentarios frente a temas contingentes.

“El impacto, tanto en Historia como en otras asignaturas, ha sido bastante significativo. Los estudiantes se sienten más escuchados, opinan sobre temas contingentes, como el aborto y los derechos de las mujeres y de los trabajadores. Todas estas acciones apuntan a desarrollar el análisis y el pensamiento crítico de los estudiantes”, destacó Peñaranda.

El plan de formación ha tenido un impacto directo en el mejoramiento de sus resultados educativos en los últimos años, ya que los estudiantes tienen mayor vinculación y sentido de pertenencia con el colegio. “Hoy tienen una visión más fresca, son más seguros de sus opiniones, y nosotros como profesores les hacemos ver que sí nos interesa lo que ellos quieren y piensan”, explicó el docente.  En este sentido, agregó: “Más allá de cumplir con este plan, que se enmarca en una ley, lo que nos motiva es el poder despertarlos al mundo y brindarles una educación que sea una herramienta para salir adelante”, destacó el docente.

Convivencia escolar

El referido plan de Participación y Formación Ciudadana ha impactado también el clima de convivencia escolar de la escuela. La creación del Gobierno Escolar ha permitido que los representantes de cada curso intercedan por el bienestar de sus compañeros, alertando conductas violentas entre ellos y fortaleciendo la confianza y la seguridad entre pares, con el fin de que cada estudiante se sienta cómodo y feliz en su lugar de estudio.

“Gracias a la implementación de este proyecto existe mucho compañerismo, sentimos más confianza y no tenemos miedo en decir nuestra opinión, porque siempre somos escuchados. También tenemos más ganas de venir al colegio, nos sentimos más seguros y motivados frente al aprendizaje”, destacó Rubí Soto, estudiante de 7° básico y presidenta del Gobierno Escolar.

Formación y compromiso

Para el director de la Macrozona Centro Sur de la Agencia de Calidad de la Educación, Gino Cortez, este tipo de práctica permiten que los estudiantes alcancen aprendizajes relevantes para la vida: fortalecer la autoestima, tener un sentido de pertenencia y aprender a comprometerse.

“Este establecimiento nos demuestra cómo fomentando la Participación y Formación Ciudadana, a través de su Gobierno Escolar, los estudiantes son capaces de ponerse de acuerdo y logran compartir armónicamente sus visiones de futuro”, destacó Cortez. “Lo que provoca esta estrategia es que los estudiantes adquieran mayor compromiso y tengan un mayor sentido de pertenencia, al aumentar su autoestima y por consiguiente, mejorar sus aprendizajes. Esta iniciativa va de la mano con la gestión pedagógica de la escuela”, puntualizó a continuación.

El establecimiento Andrés Alcázar ha presentado su práctica a otras escuelas y socializado con otras comunidades educativas el impacto e interés que ha tenido en los estudiantes el Gobierno Escolar, por medio de la participación en exposiciones provinciales y regionales del plan de Formación y Participación Ciudadana.