Trigger
placeholder+image

DESAFÍOS EN MATEMÁTICA- Por Mabel Bustos

¿Cuántas veces escuchamos a nuestros hijos decir “me carga matemática” ?; o bien: “es que yo no sirvo para los números” … haciendo memoria, parece que también lo dije cuando niña…

Lo cierto es que la formación y alfabetización matemática de todos los ciudadanos se considera esencial para el desarrollo de cualquier país, pues permiten la resolución de problemas reales. Además, la matemática es una herramienta fundamental para el desarrollo del razonamiento lógico, del pensamiento deductivo y del pensamiento abstracto, todas habilidades para la vida que son requeridas por un mundo inundado de información y estímulos.

Frente a este desafío, la Agencia de Calidad de la Educación lanzó Evaluación Progresiva Matemática para estudiantes de 7° básico, que se suma a la de Lectura en 2° básico. Esta evaluación busca identificar y trabajar en la superación de los principales errores más relevantes para seguir avanzando en los aprendizajes en los cursos posteriores en matemática. Lo que se busca es que los estudiantes logren los conocimientos que les permitan desarrollarse en sociedad.

Pero, ¿por qué partir en 7° básico? Este es un nivel en el que es posible identificar y trabajar la superación de los errores más relevantes para aprendizajes posteriores, permitiendo la intervención de los docentes.

El propósito de esta evaluación es que el profesor conozca de manera oportuna el progreso de los estudiantes y cuente con información que sea útil para su labor, pues ésta recoge evidencia inmediatamente sobre el avance de los estudiantes en matemática.

Uno de los anhelos del mundo educativo es avanzar hacia un modelo de evaluación más acorde a los formatos y las nuevas habilidades de los estudiantes, por lo que Evaluación Progresiva en Matemática avanza en ese sentido al ser una prueba 100% digital, voluntaria y aplicada por los propios establecimientos, entregando resultados por estudiante, curso y colegio.

Esta evaluación ya cuenta con cerca de 800 establecimientos inscritos voluntariamente, reflejo de la valoración que los docentes tienen de esta prueba. Lo mismo ocurre en Lectura, que en sus dos primeros años superó los 5.200 colegios inscritos en todo el país.

Esperamos que la Evaluación Progresiva de Matemática para 7° básico sea un aporte para que las comunidades educativas puedan tomar las decisiones a tiempo, poniendo en el centro el aprendizaje de los estudiantes, ya que todos tienen derecho a aprender bien y con agrado… incluso esos aparentemente esquivos triángulos, teoremas y ecuaciones.

Mabel Bustos, directora de la Macrozona Norte de la Agencia de Calidad de la Educación.
Columna original en El Mercurio de Antofagasta.