Trigger

Desafíos y avances en educación parvularia

27 de noviembre de 2018

En el marco del Día de la Educación de Párvulos, conmemorado el jueves 22 de noviembre,  la pasada edición de Agenda Calidad estuvo dedicada a los desafíos y alcances presentes en la educación inicial. Para hablar de ello, invitamos a la Subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, quien conversó con Carlos Henríquez y la periodista Marcela Soto.

La celebración de esta semana puso en contexto la importante tarea que la nueva institucionalidad ha impulsado para el mejor desarrollo de la etapa preescolar. El rol de las educadoras y asistentes, la importancia de no escolarizar los niveles iniciales y el involucramiento de padres y apoderados para avanzar conjuntamente en el proceso de mejorar la calidad de la enseñanza en párvulos, fueron algunos de los temas conversados en radio Cooperativa.

“Queremos que los padres comprendan que la educación parvularia es el primer nivel de la trayectoria educativa de sus hijos y no solamente una guardería. Esto es algo que con los años se ha ido entendiendo mucho más”, señaló; luego agregó que “el desafío pasa por que las familias comprendan el alcance de esta etapa en el aprendizaje, en esta edad el cerebro de nuestros niños tiene una potencialidad única, que no va a tener más en su vida y que es donde también se establecen las bases de los futuros procesos de aprendizaje”.

Asimismo, la autoridad señaló que incorporar la creatividad y lo lúdico es básico para que los niños y niñas en edad preescolar se motiven por adquirir nuevos conocimientos. “El juego en esta etapa es un aprender haciendo, nos interesa que el niño participe activamente. Esto las educadoras de los jardines lo tienen muy claro”. Frente a la inquietud de la temprana escolarización, Castro fue enfática en que lo ideal sería “parvularizar los niveles inmediatos de educación básica. Que lo lúdico se pueda extender hacia los niveles educativos superiores, para motivar a los estudiantes, es necesaria una importante articulación para realizar de mejor manera el paso al nivel básico”.

Respecto a ello, una de las medidas que se busca implementar es que al igual que existen directores en los establecimientos de educación preescolar, los colegios que la incorporan deberían contar con alguien a cargo del área, para darle mayor protagonismo y facilitar la transición. A veces se considera a los niveles preescolares como una extensión de la enseñanza básica, siendo que no es así. “Este es uno de los desafíos. Hoy las bases curriculares bien implementadas exigen una articulación entre los niveles. Tenemos ejemplos en que las profesoras pasan los últimos meses del año yendo al kínder, para ver cómo se implementan las estrategias”, afirmó.

En relación a las acciones desarrolladas por la Subsecretaría, comentó que el Fondo de Innovación Pedagógica es una de las nuevas medidas que incentiva a los equipos pedagógicos de jardines y salas cuna a generar nuevas iniciativas. La convocatoria que se cerró esta semana resultó todo un éxito, superando todas las expectativas. “Tuvimos más de 1.900 postulaciones, y eso es notable. Por algo es que hemos dicho desde el principio en este período: estamos convencidos de que las educadoras de párvulos hacen un gran trabajo”, señaló la subsecretaria.

“Una buena práctica tiene que contribuir al bienestar, al aprendizaje y al juego. Cada espacio educativo se implementa con su propio sello. Yo visito jardines de Arica a Punta Arenas y me encuentro con realidades y proyectos muy distintos, pero lo que tienen en común es que ese sello lo han construido con los niños, con las familias, y eso genera un compromiso importante”, planteó, “en esta etapa lo importante es que los niños adquieran el gozo por aprender, por la lectura, por ejemplo”.

Por su parte, Carlos Henríquez comentó la primera visita exploratoria de evaluación y orientación de la Agencia de Calidad a establecimientos que imparten educación inicial. “Con la subsecretaria estuvimos lanzando las primeras visitas exploratorias a niveles de parvularia. Esto quiere decir que vamos a ver el contexto, la interacción entre los niños. Vamos a trabajar en conjunto para evaluar, ir mirando cuánto van aprendiendo, para que en base a esta información, lo que está haciendo la educadora, impacte de mejor manera”, indicó.

Escucha el programa completo aquí.