Trigger

Consejos Escolares: más de una década generando espacios de participación

26 de octubre de 2017

Creados en 2004, los Consejos Escolares nacieron con la misión de promover la participación de las comunidades educativas a través del diálogo abierto entre todos los actores que las componen. Así, directores, sostenedores, profesores, estudiantes y apoderados tienen la oportunidad de reunirse en pro de un mismo fin: mejorar la calidad de la educación y los logros de aprendizajes en los establecimientos educacionales.

Estos consejos se llevan a cabo, por ley, en todo colegio subvencionado por el Estado en Chile, y surgieron con el fin de resguardar la mirada de todos los miembros de la comunidad educativa, establecer un espacio de confianza y fomentar la participación activa y representativa de todos sus integrantes, además de fortalecer la sociedad civil y la posibilidad de que todos los miembros de un establecimiento puedan opinar con respecto a distintos temas.

La Escuela Puerto Rico de la comuna de Recoleta, cuenta con un Consejo Escolar que cumple funciones informativas, consultivas, propositivas y además resolutivas. Su director, Mario Vargas, explica que esta última atribución se instauró en la comuna luego de una decisión adoptada por el sostenedor del establecimiento.

“Tener carácter resolutivo es una tremenda responsabilidad porque eso significa que cada integrante del consejo debe votar y tomar decisiones con respecto a los lineamentos de la escuela” afirmó y luego aseguró que “todos los miembros de este grupo han sido elegidos democráticamente por la comunidad educativa para que cada integrante sea realmente representativo”.

El director de la escuela cuenta que además de las cuatro reuniones al año que exige la normativa, el establecimiento realiza otras seis (una por mes) y en estas se tratan diversos temas, incluidos aquellos relacionados con la convivencia escolar, área que este colegio ha trabajado fuertemente y en la que ha visto avances y una mejora sostenida en el tiempo.

“Los estudiantes tienen voz y voto en este consejo, o sea, si ellos están en contra de lo que opina el director, esa opinión es tan válida como la de los demás”, dice Mario Vargas y añade que es en estos encuentros donde se han podido resolver muchos problemas de convivencia debido a que “cualquier miembro del consejo que está representando a sus pares, tiene el derecho a presentar estos problemas y se debe tomar una resolución al respecto”.

Movámonos por la Educación Pública

Con el fin de potenciar la participación y actividad de los Consejos Escolares, el Ministerio de Educación dio vida en 2016 a Movámonos por la Educación Pública, iniciativa que provee a los establecimientos a través de sus sostenedores, de recursos para llevar a cabo proyectos que tengan como fin “mejorar algún aspecto relevante para potenciar el aprendizaje y trayectorias educativas de sus estudiantes”.

De esta manera, cada consejo – al ser una instancia participativa – tiene la tarea de dirimir cuál o cuáles son las necesidades más urgentes que tiene el colegio, informarlo a toda la comunidad educativa, y desde ahí crear un proyecto que refleje el proceso de discusión al que se sometieron los integrantes de estas reuniones y los acuerdos a los que se llegaron para solicitar este financiamiento.

Más información acerca Movámonos por la Educación Pública AQUÍ.

Así participa el Consejo Escolar de la Escuela Puerto Rico: