Trigger

Comunidad educativa comprometida con la mejora

3 de abril de 2019

A pesar de su contexto de alta vulnerabilidad y de haberse levantado tras el tsunami del año 2010, la escuela Península de Tumbes de Talcahuano ha ido construyendo una trayectoria de mejora gracias al trabajo en equipo y al liderazgo directivo.

Ubicado en una de las caletas más tradicionales de la comuna Talcahuano, la escuela básica Península de Tumbes tiene una historia de logros y superación marcada por el año 2010 cuando fue arrasada por el tsunami. El liderazgo y gestión de su directora, Ivonne Jorquera, fue uno de los principales motores para revertir lo que muchos daban por perdido; su labor permitió volver a levantar, junto a la comunidad, la histórica escuela, y ubicarla, en las últimas dos mediciones, en la Categoría de Desempeño Alto.

Perseverancia, trabajo en equipo y el desarrollo de confianzas con los apoderados, permitió ir aumentando su matrícula (actualmente tiene 226 estudiantes) y consolidando un destacado equipo docente que, pese a la distancia que varios de sus integrantes recorren día a día para llegar al establecimiento, trabaja con la convicción de que todos los niños pueden aprender. Este compromiso es el que destaca Ivonne: “Somos agentes movilizadores porque lo que nos mueve es que todos nuestros niños y niñas aprendan. Cuando vamos a un concurso de artes y ganamos, ganamos todos, no solo la docente del ramo y sus alumnos, porque todos nos movilizamos y la apoyamos”, señala.

Tras la reconstrucción de la escuela, la directora organizó un equipo de trabajo de acuerdo al perfil de cada profesor para designar asignaturas y niveles. Al mismo tiempo, se potenció el perfeccionamiento profesional de los docentes, quienes contaron con el respaldo del colegio para seguir estos cursos; todo, con el fin de fortalecer las capacidades del equipo docente.

Profesores felices

Una de las claves de la gestión de Ivonne Jorquera ha sido mantener a su equipo de trabajo unido y feliz. Ella se preocupa no solo del fortalecimiento profesional, sino también de la integralidad de sus docentes y cuerpo directivo. “Necesitamos tener a nuestro equipo comprometido y contento; si yo sé que un profesor tiene un problema personal, debo ser capaz de darle todo el apoyo para solucionarlo. Acá hay confianza y muy buenas relaciones entre todos; celebramos los cumpleaños y hasta baby shower. Somos como una familia”, declara.

Este sello ha visibilizado cada vez más la gestión del equipo directivo y docente, no solo en la comuna sino también en la provincia. Incluso algunas autoridades han visitado el establecimiento para reconocer su trayectoria y compromiso con la educación.

La directora destaca los aportes que ha realizado la Agencia de Calidad: “Para nosotros han sido muy significativos, en nuestra trayectoria, tanto la visita como el informe que entregan, en cuanto a la interpretación de datos y porque entrega como una radiografía de la escuela, que nos permite tomar decisiones concretas y avanzar”.