Trigger

Se puede: buenas prácticas al servicio de la mejora

16 de abril de 2019

Énfasis en talleres y salidas pedagógicas. Esas son las prácticas que permitieron destacar a las escuelas Proyecto de Futuro de Paillaco, Región de Los Ríos, y Caminito de la comuna de San Bernardo, en Santiago, en la tercera entrega del libro Se Puede, publicación de la Agencia de Calidad que se lanzó el pasado 11 de abril. Los directores de estos dos establecimientos, Erwin Fonseca y Daniela Ortega, fueron los invitados a conversar acerca de estas inspiradoras experiencias en nuestro último capítulo de Agenda Calidad.

¿Qué hacen los colegios a los que les va bien? Esa fue la interrogante que ambos líderes directivos despejaron gracias a sus experiencias durante nuestro programa radial en radio Cooperativa. En conversación con el periodista Gonzalo Araya y Gino Cortez, jefe (s) de la División de Evaluación y Orientación de Desempeño de la Agencia de Calidad (DEOD), Erwin Fonseca y Daniela Ortega contaron qué es lo que hacen en sus escuelas que les han permitido –pese a las dificultades propias de cada establecimiento– avanzar en la mejora.

Ambos directores coincidieron en que estas prácticas son parte de un largo proceso de trabajo, periodo durante el cual han tenido la oportunidad de evaluar los avances y tomar decisiones para mejorar todo aquello que hace falta para seguir avanzando. En el caso de la escuela de San Bernardo, Ortega comentó que las salidas pedagógicas “han tenido mucho éxito, dado que se complementan diferentes objetivos de aprendizaje con distintos objetivos transversales a través de los cuales se pueden desarrollar muchas habilidades, ya sean cognitivas como socioemocionales”.

De esta manera, la directora de la escuela Caminito afirmó que el objetivo de esta práctica que les ha llevado a mejorar sus resultados educativos “es que nuestros estudiantes puedan complementar sus aprendizajes teniendo experiencias in situ con respecto a lo que nosotros pretendemos y lo que dictamina nuestro proyecto educativo institucional”.

El director de la escuela Proyecto de Futuro aseguró, que en el caso del establecimiento de Paillaco, “una de las mejoras tiene que ver con los 68 talleres que hoy son parte importante de los aprendizajes de nuestros alumnos. Cada niño tiene un talento y nosotros en la escuela tenemos la posibilidad de potenciarlo, desarrollarlo y enriquecerlo para que permanezca en el tiempo”.

Fonseca fue enfático al resaltar que con esta práctica que incorpora actividades de todo tipo (deportivas, científicas, relacionadas con el medio ambiente, artísticos, culturales, etc.), quieren “que los niños se sientan felices, que quieran ir a la escuela y tengan interés por aprender y participar”, agregando que esto ha sido consecuencia de un trabajo arduo de los equipos directivos y educativos, todos muy comprometidos con la escuela.

Para Daniela Ortega, la mejora es posible y entre los aspectos que destacó como un elemento central en esta materia es la gestión. Según palabras de la directora: “tener una mirada amplia con respecto a nuestro entorno y sus necesidades, y a las necesidades que tienen nuestros niños es fundamental para luego hacer un diagnóstico de nuestro proyecto educativo poniendo énfasis en el desarrollo de una educación integral, potenciando todos los talentos que ellos tienen para que después ellos puedan desarrollarse en distintas áreas”.

¿Cuáles son los elementos que permiten a los colegios avanzar?

Para Gino Cortez, “un buen liderazgo centrado en aspectos pedagógicos, pero también vinculado con desarrollar los talentos de los niños” es fundamental a la hora de hablar de cómo los establecimientos educacionales, sea cual sea su contexto, pueden avanzar en calidad.

Según el jefe subrogante de la DEOD, poner en el centro la educación integral de los estudiantes permite que niños y niñas “aumenten sus niveles de autoestima, porque están haciendo algo entretenido y esto se vincula con que pueden aprender Lenguaje o Matemática no solo en las clases de estas asignaturas, sino también en clases de, por ejemplo, Educación Física. Entonces, uno amplía un poco la mirada. Se abre la sala de clases”.

Es así como otros elementos como el trabajo reflexivo, el apoyo de las familias, el respeto por la individualidad, la innovación y la buena convivencia, fueron considerados por Cortez como fundamentales en el trabajo que realizan los colegios que quieren avanzar.

Para escuchar el programa completo pincha AQUÍ.