Trigger

Astrónoma chilena Maritza Soto: “El apoyo de mis padres me permitió sentirme capaz de seguir la carrera de Astronomía”

22 de marzo de 2019

Tiene 29 años y ya ha descubierto tres planetas. En el marco del Día de la Astronomía conversó con la Agencia de Calidad sobre su vocación científica, la importancia de que en los colegios la ciencia se enseñe de forma más cercana, despertando la curiosidad de los estudiantes y, sobre todo, que se visibilicen los logros y descubrimientos de las mujeres científicas.

A los 10 años encontró en su casa algunas enciclopedias del espacio en las que disfrutaba mirando las imágenes de estrellas y planetas. “Me interesó mucho, y mis papás me siguieron comprando más libros sobre astronomía, así descubrí mi vocación profesional”, comenta Maritza Soto, la joven astrónoma chilena reconocida por sus importantes descubrimientos.

La doctora en Astronomía hoy vive en Londres y lidera un equipo de investigación en la Universidad Queen Mary. Dice que no descarta ser profesora alguna vez, en Chile o en cualquier parte del mundo. Reconoce que haber llegado a donde está no fue fácil y que ha requerido mucho esfuerzo. Señala además que, si bien para ella el hecho de ser mujer no significó ningún impedimento, es importante que más niñas se atrevan a incursionar en las ciencias y para ello lo que pueda hacer el colegio para motivarlas es clave.

¿Tu deseo siempre fue estudiar astronomía?, ¿cómo nace este interés? 

Creo que siempre quise ser astrónoma, desde el momento en que lo decidí cuando tenía más o menos 10 años, nunca me interesé mucho por otras carreras. Creo que no hubiese disfrutado mucho estudiar otra carrera.

Tu familia es de formación más humanista (abogados), ¿cómo se tomaron tu vocación científica?, y en ese sentido ¿qué tan importante crees tú es para los estudiantes recibir el apoyo de los padres y apoderados cuando se decide el futuro profesional?

Mis papás siempre me han apoyado en lo que yo he querido estudiar. Para mí fue mejor que ellos fueran humanistas, porque me podían ayudar en áreas que me resultaban más difíciles en el colegio, como historia y lenguaje. Cuando les dije que quería estudiar astronomía, creo que no sabían muy bien qué pensar porque no es una carrera muy tradicional. No sabían de qué se trataba, pero nunca trataron de disuadirme para que estudiara otra cosa. El apoyo que siempre tuve de ellos fue clave en mi formación, ya que nunca cuestionaron mi interés por la astronomía y la ciencia e hicieron todo lo posible por apoyarme. Eso me permitió sentir que era capaz de seguir esa carrera.

Son pocas las mujeres en Chile que estudian ciencias. Hay incluso ciertas prácticas que se pueden ver en etapas tempranas en torno a vincular a mujeres y hombres con más habilidades para ciertas materias, ¿cómo se puede llevar la ciencia a la sala de clases?, ¿cómo atraemos más mujeres a, por ejemplo, la astronomía?

Yo creo que una forma de incentivar a las niñas y jóvenes a estudiar ciencias en el colegio es mostrándoles los descubrimientos y el aporte de las mujeres en esta área. Lo que pasa en la actualidad es que, cuando se habla de los científicos que hacen grandes aportes a la ciencia, siempre se trata de hombres. Esto podría mandar una especie de mensaje a las niñas de que las mujeres no se dedican a eso o que no lo podrían hacer. Por lo menos en la astronomía hay muchas mujeres que han realizado enormes aportes a la ciencia, como el estudio de la expansión del universo, descubrimiento de objetos, y la composición de las estrellas, entre otros. Si se les muestra a las niñas que las mujeres son capaces de hacer descubrimientos igual de importantes que los de los hombres, entonces puede que vean el estudio de la ciencia como algo ya no tan lejano.

¿Cómo se puede apoyar a los colegios y la labor docente para que se conviertan en una plataforma en la formación de futuros astrónomos?

Creo que un primer paso sería aumentar el contenido de astronomía que se enseña en los establecimientos educacionales. Por lo menos cuando estuve en el colegio recuerdo haber aprendido sobre el sistema solar, pero nunca en profundidad otras cosas como qué es una estrella, qué es una galaxia o acerca de los distintos objetos que hay en el universo. Eso al final hace que la astronomía sea algo muy lejano y complejo, algo que se interpreta como muy difícil de estudiar y entender. Al traer los conceptos de astronomía a la sala de clases desde pequeños puedes acercar esta disciplina a los niños, para que ya no se crea que es algo imposible de estudiar.

En el día de la astronomía, ¿qué mensaje puedes entregar a los estudiantes de Chile que sienten algún interés por lo científico, pero no saben cómo materializarlo?

Lo que yo les diría es que, si les interesa la astronomía, busquen información y pregunten a sus profesores sobre lo que les genera dudas. La astronomía es algo que no es imposible de entender ni estudiar, y si sienten un gran interés por ella, entonces que se atrevan y sigan esta carrera, no es necesario ser un genio, solo hay que estar dispuesto a esforzarse mucho.