Trigger

Asistir a clases es ganar aprendizajes

28 de mayo de 2019

Uno de los factores asociados al aprendizaje al que apuntó la reciente entrega de Resultados Educativos 2018 fue la asistencia escolar, la que según el informe, obtuvo mayor valoración en los estudiantes de 4° y 6° básico, algo que se asocia directamente a los mejores resultados educativos obtenidos en educación básica. Para relevar la importancia de asistir a clases, el capítulo del sábado 25 de mayo del programa radial de la Agencia, Agenda Calidad, tuvo como invitada a Rebeca Molina, directora ejecutiva de Fundación Presente, organización que trabaja contra el ausentismo crónico a través de distintas iniciativas.

Molina comentó en conversación con el periodista Gonzalo Araya y el jefe (s) de la División de Evaluación y Orientación de Desempeño (DEOD) de la Agencia, Gino Cortez, que la asistencia escolar no solo es importante para los estudiantes, sino que también lo es para colegios y profesores, actores que invierten en recursos que implican mejor infraestructura y materiales, cátedras más completas y eficientes, más actividades, etc., algo que no llega a destino si niños, niñas y jóvenes no están presentes en la sala de clases.

Por otro lado, la directora ejecutiva de Fundación Presente, afirmó que en los estudiantes, faltar a clases “genera daño en dos niveles”, es decir, se ha calculado que el estudiante que falta un día al colegio realmente pierde dos jornadas de aprendizaje, pues al volver debe ponerse al día y entender los contenidos que se dieron a conocer en su ausencia y, por otro lado, también hay una merma en las relaciones interpersonales entre ese alumno y sus compañeros, al haber pedido experiencias que solo suceden en instancias como los trabajos en grupo o los recreos.

En cuanto a las razones por las cuales los estudiantes faltan a clases, Rebeca Molina detalló que existen distintos factores, entre ellos, problemas de transporte –algo que se repite en localidades rurales o de difícil acceso– falta de uniforme, inclemencias climáticas, vulnerabilidad, etc. Sin embargo, dijo que, al conversar el tema con padres y apoderados, “es posible notar que el problema de fondo es la poca valoración por la asistencia, más que las barreras mencionadas”.

Al respecto, mencionó que la valoración de la asistencia es un gran desafío en el sistema escolar chileno, recalcando que esto tiene que ver con que “a las familias, al colegio, a los educadores y a los niños les importe que un estudiante esté en la escuela”, añadiendo que el trabajo en este factor por parte de Fundación Presente “ha permitido reducir el ausentismo crónico en un 50 %”, explicando este concepto como faltar a clases un 10 % o más en el año con o sin justificación.

Gino Cortez sumó datos a la conversación subrayando la importancia de la asistencia escolar y su valoración, algo que según comentó, hace una diferencia incluso en los puntajes del Simce. “Los niños que van a clases y que valoran la asistencia escolar tienen una diferencia de hasta 47 puntos en el Simce en 4° básico y de hasta 26 puntos en 6° básico”, sostuvo agregando que esta mejora es posible y ejemplos de ello han podido ser observados por la Agencia durante sus visitas a establecimientos que han avanzado en sus resultados académicos (trayectoria de mejoramiento).

Para escuchar el programa completo, pincha AQUÍ.