Trigger
Cuenta Pública Participativa, gestión 2019

Agencia de Calidad de la Educación: Adaptarnos para seguir contribuyendo

28 de mayo de 2020

Estamos atravesando un año crítico y distinto que exige adaptarse. El Ministerio de Educación ha puesto a disposición de los establecimientos distintas herramientas para darle continuidad al proceso formativo, y en nuestra tarea de evaluar, informar y orientar al sistema educativo, como Agencia de Calidad de la Educación hemos querido contribuir a este esfuerzo con una serie de instrumentos que permiten conocer y enfrentar los efectos de la pandemia en los aprendizajes de nuestros estudiantes.

En un contexto de normalidad, la Agencia orienta a las escuelas que más lo necesitan a través de visitas presenciales, donde se logran detectar en terreno fortalezas y debilidades, que se reportan y retroalimentan al establecimiento para contribuir a la toma de decisiones. Para darle continuidad a esta fundamental labor orientadora, en mayo pusimos en marcha el nuevo dispositivo a distancia “Agencia Orienta: mentoría para equipos directivos”, cuyo objetivo es asesorar a las escuelas en su trabajo y planificación escolar en tiempos de pandemia.

Esta mentoría es realizada por nuestros profesionales a través de videollamadas, y se ajusta a las necesidades de cada establecimiento en distintas áreas alineadas a los estándares establecidos por el Ministerio de Educación, tales como ajustes pedagógicos, evaluación de aprendizajes, contención socioemocional, liderazgo y uso de recursos para la gestión pedagógica.

El proceso se divide en tres etapas. En una primera instancia los evaluadores de la Agencia contactan al establecimiento para indagar cómo la comunidad educativa está enfrentando esta experiencia, qué acciones han podido desarrollar en las distintas áreas de la gestión, qué acciones pedagógicas y de apoyo socioemocional han desarrollado con los docentes y estudiantes, cuáles son los obstáculos y dificultades que han debido abordar, y en qué área de su quehacer podría contribuirles la Agencia. A partir de ese llamado se realiza una segunda videollamada en la que se les proponen y entregan herramientas para que aborden las áreas prioritarias en el actual contexto. Finalmente, en un tercer encuentro virtual se reflexiona en conjunto con la escuela si las herramientas propuestas fueron de ayuda o es necesario hacer ajustes.

A la fecha ya participan cientos de establecimientos de todo el país, incluyendo comunas completas como La Florida y Pirque. Lo que más destacan quienes han sido parte de este proceso es su flexibilidad y capacidad de adaptación a diferentes contextos y necesidades.

Junto con orientar a las escuelas para enfrentar este escenario, la Agencia debió repensar la forma de cumplir su rol de evaluar al sistema educacional. La evaluación es necesaria para que los establecimientos puedan estimar el impacto de la emergencia sanitaria, tanto en el estado socioemocional de los estudiantes como en sus aprendizajes, para así tomar decisiones adecuadas.

En los últimos años la Agencia ha desarrollado potentes instrumentos de evaluación de aula, voluntarios y aplicados por los propios establecimientos para monitorear su progreso, que se complementan con la evaluación externa. De esa herramienta y experiencia técnica deriva el nuevo Diagnóstico Integral de Aprendizajes, que estará a disposición de todos los colegios a través de una plataforma cuando retornen las clases presenciales, la que entregará información inmediata a los docentes sobre cada uno de sus estudiantes.

El diagnóstico comprende, por una parte, la aplicación de pruebas censales en Lectura de 2º básico a II medio y Matemática de 3º básico a II medio, y cuestionarios socioemocionales que medirán rutinas y motivación por el estudio en el hogar durante la suspensión de clases, su situación socioemocional luego de la crisis sanitaria (por ejemplo, sentimientos de ansiedad, resiliencia o aislamiento), disposición y motivación a aprender luego del retorno a clases y las expectativas de logros de aprendizaje para este año. Está diseñado para trabajar con los estudiantes según la edad escolar, principalmente, de acuerdo al nivel lector. Desde 1° a 3° básico, por ejemplo, se proveerá material de estímulo, como imágenes y relatos, que los inviten a expresar cómo se sienten.

Ambos instrumentos se complementan con la aplicación de una evaluación muestral a fin de año, la que permitirá contar con información sobre los logros de aprendizajes. Es fundamental conocer el impacto de la pandemia en los aprendizajes de los estudiantes para que tanto las escuelas como el sistema educativo tomen decisiones con foco en el mejoramiento, según la realidad y los cambios que se presenten.

La Agencia de Calidad, en su rol de evaluar, informar y orientar, entregará datos valiosos y fundamentales al sistema educativo en un contexto que exige adaptarse y contar con información que tenga impacto en la calidad de la educación de nuestros estudiantes.

Actualmente, existe un importante desafío en la superación de las distintas brechas presentes en nuestro sistema educativo, brechas que la crisis sanitaria puede haber intensificado. Es por eso que contar con esta información y orientaciones contextualizadas hoy resulta fundamental para enfrentar la contingencia y las complejas decisiones que se avecinan.