Trigger

Agencia de Calidad de la Educación lanzó campaña de lectura para niños y niñas en verano

29 de enero de 2016

“SaLee” es una campaña que busca incentivar la lectura de los niños y niñas y el acompañamiento que los adultos pueden realizar para fomentarla, especialmente en la época estival, donde el leer puede ser inculcado como una actividad familiar y un panorama de verano.

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, lanzó la campaña de fomento a la lectura infantil “SaLee” con la finalidad de promover la lectura como una actividad que padres e hijos pueden compartir en esta época de vacaciones. Asimismo, hizo un llamado a los padres a que creen oportunidades de lectura en la playa, los parques o en el patio de la casa, y que comenten las historias y promuevan el placer de un buen libro.

En ese sentido, destacó que “la lectura, además de ser un motor para desarrollar la imaginación y el lenguaje, es un derecho de todos y todas, que es garantizado por el Estado como factor esencial en la formación de ciudadanos y ciudadanas, creativos, reflexivos y participativos”.

Los beneficios que tiene la lectura, como ampliar el lenguaje y fomentar la imaginación, impactan posteriormente en los aprendizajes de los estudiantes. Prueba de ello, explicó Henríquez, es la evidencia obtenida en los Cuestionarios de Calidad y Contexto de la Educación, contestados por padres y estudiantes, que revelan los hábitos lectores de los alumnos y sus familias. Según estos datos, solo el 28% de los padres lee a sus hijos varias veces a la semana y el 47% un par de veces al mes. En tanto, el 44% declara que los acompaña varias veces a la semana mientras leen. Una buena noticia es que un 65% de los padres conversa con los niños sobre sus lecturas varias veces a la semana, o incluso todos los días.

El Secretario Ejecutivo también destacó que los estudiantes con buenos hábitos lectores obtienen mejores resultados en el Simce. Así, los niños cuyos padres les leen historias y cuentos varias veces a la semana, obtienen hasta 16 puntos más en el Simce de Lectura de 2° básico que aquellos estudiantes de padres que no lo hacen. Otro dato importante es que aquellos niños cuyos padres les leyeron desde que comenzaron a hablar, presentan hasta 23 puntos más en Simce de Lectura de 2° básico, en comparación de aquellos que lo hicieron cuando se incorporaron a la escuela.

Es por esto, dijo Henríquez, que “es fundamental que los padres se hagan parte del proceso de la lectura de sus hijos, pues además de generar oportunidades de aprendizaje, les permite crear vínculos, desarrollar la imaginación y fortalecer sus habilidades de expresión”.

Para aquellos padres que no sepan cómo motivar la lectura en sus hijos, recomendó ingresar al sitio web de la campaña , donde podrán encontrar consejos para apoyarlos.