Trigger

Con los profesores, siempre

24 de octubre de 2016

Hay pocas cosas en la vida que impactan tanto como un buen profesor o profesora. Nuestros docentes tienen la oportunidad de transformar vidas, siendo personas que, sin ser familiares, nos pueden calar hondo y a quienes de vez en cuando recordamos, con la consiguiente  ingratitud, en muchos casos, de no saber nada de ellos después de años de dejar el colegio.

El pensador Henry Adams dijo que “un maestro afecta la eternidad; él nunca sabe dónde termina su influencia”. Tal es así que podríamos decir, ¿qué hubiese sido de nosotros sin en esa motivación y acompañamiento que nos dio un profesor en el pasado? Seguro que nuestro presente sería distinto.

Para muchos, los colegios son, o han sido como el segundo hogar, pasando allí muchas horas del día y compartiendo con todos quienes conforman, o conformaron, nuestra comunidad escolar. De ahí la importancia fundamental de que en cada establecimiento del país existan profesionales competentes, audaces y convencidos de que la mejora de aprendizajes de los estudiantes y la entrega de oportunidades para todos sí es posible. En ese sentido, la Reforma en marcha ha dignificado esta noble actividad con la nueva Ley de Carrera Docente, la que no solo paga una deuda país para una valoración social a la profesión, sino que también otorga mayores remuneraciones. Asimismo, busca robustecer el proceso de formación de los profesores nuevos y aquellos en ejercicio y generar condiciones adecuadas para  su labor,  a través de la asignación de más horas no lectivas que les permitan planificar mejores clases que potencien el aprendizaje de sus estudiantes, para que todos sean capaces de desplegar sus talentos.

Hoy sabemos que la calidad de la educación que reciben los niños y niñas pasa también por la calidad de nuestros maestros, es por ello que el mejorar la profesión docente es una máxima a seguir para avanzar hacia la calidad educativa que los chilenos aspiramos y merecemos. Un ejemplo de este impacto lo vemos en que los estudiantes que tuvieron clases entre quinto y octavo básico con profesores de buen desempeño en el portafolio de la Evaluación Docente, presentaron mejores resultados de aprendizaje en comparación a los que tuvieron una menor exposición a estos docentes con buen desempeño. Todo esto nos debe alentar a seguir trabajando intensamente por enriquecer las experiencias educativas y multiplicar las oportunidades que estas les brindan.

Para aportar a que las clases de nuestro país sean cada vez más desafiantes y enriquecedoras para los estudiantes, desde la Agencia de Calidad nos orgullece estar implementando un nuevo sistema de evaluación, el que incorpora nuevos componentes como Evaluación Progresiva y la Formativa, que hacen protagonistas a los profesores para la formación de los protagonistas del futuro, con opinión. Con estas iniciativas se busca apoyar el trabajo de los profesores en las aulas, confiando en sus capacidades  de mejora profesional. En definitiva, movilizar el núcleo pedagógico que lideran los miles de maestros a lo largo de todo el territorio nacional, y con ello el logro y los sueños de los estudiantes, razón de ser de todos nuestros esfuerzos. Vamos en buen camino, seguro, para construir un Chile sin limitaciones para que cada niño y niña de realice, todo, a través de la pasión transformadora de los profesores de nuestro país.

Carlos Henríquez C
Secretario Ejecutivo
Agencia de Calidad de la Educación

Columna original en El Mostrador. Ver aquí.