Trigger

Tipos de visitas

tipos_de_visitas

Visita integral

La visita comprende espacios estructurados de diálogo con todos los actores de la comunidad educativa, para identificar fortalezas y oportunidades de mejoramiento en los procesos institucionales y los logros de aprendizaje de sus estudiantes, para a partir de estos hallazgos realizar recomendaciones indicativas que orienten el mejoramiento de su desempeño.

La Visita Integral de Evaluación y Orientación del Desempeño tiene por objetivo fortalecer las capacidades institucionales y de autoevaluación de los establecimientos educacionales, orientar sus planes de mejoramiento educativo y promover la mejora continua de la calidad de la educación que ofrecen.

La visita considera espacios de diálogo –entrevistas grupales e individuales-, la aplicación de encuestas a representantes de los diferentes estamentos de la comunidad educativa y la observación de clases y de otros espacios y momentos de la jornada escolar.

A través de su metodología, la visita pretende recoger información significativa, basándose en los Estándares Indicativos de Desempeño, para identificar fortalezas y oportunidades de mejoramiento de los procesos escolares.
La visita contempla tres instancias de entrega de resultados. En primer lugar, al final de la visita, se realiza una retroalimentación al equipo directivo del establecimiento, su sostenedor y representantes de diferentes estamentos, con el fin de comunicar los resultados preliminares de la evaluación y reflexionar sobre ellos.

En segundo lugar, se entrega el informe de resultados que tiene por objetivo dar a conocer la evaluación, priorizando elementos que constituyen fortalezas, debilidades y recomendaciones que pretenden orientar al establecimiento para el mejoramiento continuo de su desempeño.

Por último, posterior al envío del informe, se desarrolla el Taller de Orientación para el Mejoramiento, en el que participan diferentes miembros de la comunidad educativa y que tiene por objetivos favorecer la apropiación de los resultados de la evaluación por parte del establecimiento y su sostenedor, relevar la importancia del proceso de autoevaluación y favorecer la consideración de los resultados de la evaluación indicativa de desempeño en la revisión o elaboración de los planes de mejoramiento educativo.

Visita Aprendizaje

Permite, en conjunto con los actores de la comunidad educativa, sistematizar prácticas que inciden, directa o indirectamente, en el desarrollo de los estudiantes y el mejoramiento institucional en ese contexto. Posteriormente, se comparten estas experiencias con el objetivo de orientar a comunidades educativas para que generen sus propias estrategias de mejoramiento.

El propósito central de las Visitas de Aprendizaje  es aportar alternativas, surgidas de las propias escuelas, sobre distintas cuestiones críticas para el desarrollo institucional y de los estudiantes. Se trata, entonces, de identificar y, luego, promover el análisis de experiencias que ilustren distintas formas de abordar el cambio en aspectos específicos del quehacer educativo.

De acuerdo al marco legal, la Agencia de Calidad de la Educación invita a participar de Visitas de Aprendizaje a establecimientos de alto desempeño. Se prioriza a comunidades que presenten características como: población escolar heterogénea, de mayor vulnerabilidad o que avancen en estrategias inclusivas, que presenten logros en el desarrollo personal y social, trayectoria de mejoramiento en resultados de aprendizaje, estrategias innovadoras para su contexto y con disposición a compartir su experiencia.

Durante la fase presencial de la Visita de Aprendizaje, la comunidad educativa recibe a un equipo de profesionales de la Agencia, que se interioriza de su forma de trabajo y, en conjunto,  caracteriza una práctica que destaque por su relevancia educativa, institucionalización y sistematicidad. Se realizan reuniones, entrevistas, observaciones de clases y de otras actividades propias a la escuela. Destacan además talleres participativos en los cuales los propios protagonistas sistematizan y problematizan la práctica.

En la sistematización de cada experiencia interesa rescatar sus sentidos, logros y en especial el paso a paso de la interacción entre sus participantes, la trayectoria, facilitadores, formas de superar las dificultades y de asumir desafíos para asegurar su mejoramiento en el tiempo. Luego, se analizan grupos de experiencias buscando elementos comunes, sin perder de vista lo singular de cada experiencia.

Las experiencias organizadas por temas se pondrán a disposición de las escuelas y de las instituciones del sistema de aseguramiento de la calidad mediante dispositivos presenciales, digitales, audiovisuales e impresos que promuevan el análisis y la problematización sobre las temáticas abordadas y el diseño situacional de nuevas alternativas contextualizadas.

Visita de Fortalecimiento de la evaluación

Se compone de diferentes instancias de diálogo y participación de distintos actores de la comunidad educativa, para reflexionar y analizar los procesos de autoevaluación del establecimiento, pues son estos procesos el cimiento de la planificación del mejoramiento escolar.

La Visita de Fortalecimiento de la Autoevaluación tiene el objetivo de promover el desarrollo de una cultura de autoevaluación en los Establecimientos Educacionales, que impulse trayectorias de mejoramiento hacia el logro de los objetivos de la institución.

Estas visitas surgen de la convicción de que el desarrollo permanente y cotidiano de procesos de autoevaluación por parte de las comunidades educativas, para la adecuada toma de decisiones, contribuye de manera crucial al mejoramiento de los aprendizajes tanto de sus estudiantes como de todos sus miembros.
La Agencia facilita, a través de talleres y entrevistas, durante la visita, la reflexión de toda la comunidad educativa acerca de sus instancias de autoevaluación, las herramientas y capacidades que despliega para desarrollar dichos procesos y su relación con la toma de decisiones en la institución.

A partir de este trabajo se pretende identificar fortalezas y debilidades de los procesos de autoevaluación, con el fin de definir orientaciones para su mejoramiento.
Por último, considera poner a disposición del establecimiento y sostenedor, recursos y herramientas de apoyo pertinentes para el desarrollo de procesos de autoevaluación participativos, sistemáticos y cotidianos.

 

Visita Territorial

A través de distintos tipos de visitas a los establecimientos bajo la responsabilidad de un sostenedor, se establece un diálogo para construir una mirada evaluativa agregada que identifica fortalezas y oportunidades comunes de mejoramiento. Procura en especial orientar el mejoramiento de la gestión comunal y la interacción profesional de los actores de los sistemas locales de educación.

Esta visita es una evaluación de la gestión educativa municipal del sostenedor y del conjunto de establecimientos a su cargo. Su objetivo es favorecer el mejoramiento de las prácticas de un sostenedor, y de los establecimientos bajo su responsabilidad, así como de los resultados educativos y del aprendizaje integral de los estudiantes. Pretende aportar información sobre la percepción y efectos de las políticas y acciones comunales en el ámbito de educación, relevando aquellos factores recurrentes en los establecimientos, con el fin de posibilitar la visualización y abordaje de fortalezas y debilidades comunes y complementarias, con miras a favorecer redes de colaboración entre las comunidades educativas.

Para ello, junto con el desarrollo de una evaluación de la gestión o de los procesos de autoevaluación de cada establecimiento –según corresponda-, la visita considera entrevistas a una serie de actores de la municipalidad, de la Dirección de Administración de Educación Municipal (DAEM) o de la Corporación involucrada y la recopilación y sistematización de información secundaria referida a la comuna y a su entorno –con proyección hacia los futuros Servicios Locales de Educación-.

Finalmente, se elabora un informe de evaluación territorial, que analiza las acciones de gestión del sostenedor, en función de las prioridades de política declaradas y sus efectos en las prácticas y resultados de las escuelas y liceos, identificando fortalezas y aspectos a mejorar, además de formular recomendaciones para mejorar las prácticas del sostenedor e impactar positivamente la gestión de los procesos de los establecimientos.