Trigger

La importancia de observar y compartir el trabajo docente

En el marco de la tercera reunión entre fundaciones privadas y el Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC) con el fin de generar espacios de cooperación que promuevan aprendizajes significativos en los colegios de Chile, cinco instituciones expusieron su trabajo con el propósito de compartir prácticas exitosas para avanzar en calidad.

Una de las fundaciones expositoras fue Impulso Docente, quienes convencidos de que cada profesor puede desplegar su máximo potencial si recibe la orientación y el acompañamiento necesarios, llevan años trabajando con los equipos directivos de diferentes colegios en la implementación de un sistema de observación y retroalimentación.

“Lo que buscamos es apoyar a los colegios a través del acompañamiento a profesores. El equipo directivo elige a su mentor dentro de la comunidad escolar y nosotros les entregamos herramientas de observación, los capacitamos y durante un año los acompañamos”, señala Bernardita  Yuraszeck, directora ejecutiva de la fundación Impulso Docente.

Siempre con foco en lo formativo y en acompañar más que en evaluar, “buscamos que se produzca el cambio de paradigma de cómo se ha entendido hasta ahora la observación y retroalimentación en el sistema educativo chileno” acota Yuraszeck, quien además señala que docentes acompañados y que generan ambientes propicios para el aprendizaje son clave en el proceso educativo de cualquier estudiante.

Profesores que motivan, clases más desafiantes y mayor compromiso con el colegio por parte de los profesores son algunos de los resultados que han obtenido al hacer un balance tras del trabajo en el sistema de acompañamiento. “Hemos visto que esto tiene muchos efectos en términos de compromiso y de poner el foco en la sala de clases”, precisa.

Compartiendo experiencias

Impulso Docente utiliza un método sencillo, “entramos quince minutos a una clase e identificamos algún aspecto que el profesor esté desarrollando de manera efectiva para el aprendizaje de sus estudiantes y un área a trabajar donde el profesor podría mejorar”, explica la Directora Ejecutiva.

La fundación cuenta con una aplicación de celular para registrar en una grabación de la clase, la que luego es retroalimentada por el equipo directivo, el mentor y otros profesores. Además, poseen una videoteca de prácticas transversales y manejo de expectativas en la sala, experiencias que sirven de guía para otros docentes.

“En todos los colegios del país, independiente de su contexto, hay profesores que realizan un trabajo destacable, que creen y tienen altas expectativas de sus estudiantes. Es fundamental que existan instancias para capacitarlos y apoyarlos en mejorar día a día, con foco en la sala de clases”, señala Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad.