Trigger

Diez consejos de docentes para padres de niños y niñas de dos a cinco años

¿Por qué mi hijo se porta bien con todos, menos conmigo?, ¿cómo lo harán los profesores para tener a todos los niños tranquilos en clases? La respuesta a estas preguntas es, al  parecer, más simple de lo que creemos y tiene que ver con que los niños constantemente ponen a prueba los límites de los padres porque confían en que estos los amarán pase lo que pase.

Para responderlas, la revista estadounidense Parents consultó a un grupo de docentes sobre cómo los profesores logran que niños y niñas desarrollen la independencia, el trabajo colaborativo y la disciplina de manera efectiva.

Aquí compartimos con ustedes una selección de diez de esos consejos:

1. Espera más de ellos. A temprana edad, los niños y niñas ya pueden colaborar y asumir pequeñas responsabilidades.

2. No hagas las cosas por ellos. No importa si demoran más tiempo, pero los niños siempre quieren realizar tareas por sí mismos.

3. No rehagas lo que han hecho. No arregles lo que tu hijo logra, pues esto desalentará cualquier intento.

4. Déjalos resolver problemas simples y bríndales el tiempo necesario para resolver cosas por sí mismos.

5. Asigna una tarea o actividad cotidiana, como por ejemplo regar las plantas o sacar la ropa de lavadora. Lo importante es que el niño o la niña se sienta una persona capaz y un colaborador de la familia.

6. Desarrolla rutinas en casa. Los niños pueden seguir una rutina día tras día, por ejemplo, lavarse los dientes, lavarse las manos antes de comer, irse a acostar a cierta hora, etc.

7. Es importante no dar solo un tipo de solución a una solicitud, sino que brindar más alternativas. Por ejemplo, si no quiere vestir cierta ropa, estar abierto a proponer otras opciones.

8. Poner música. Asigna una tarea que pueda desarrollar con música, por ejemplo: ordenar su dormitorio escuchando a su artista favorito.

9. Contribuir a enmendar sus errores. Si raya una pared, pídele que ayude a limpiar o si tira un juguete, pídele que lo recoja.

10. No retrases la disciplina. Señala el mal comportamiento cuando lo veas portarse mal y no esperes a que lleguen a la casa para hacerlo.