Trigger

Conoce a los finalistas del Global Teacher Prize Chile 2017

Marcela Rodríguez, Mauricio González, Eduardo Cortés, Beatriz Saavedra y Marcela Henríquez son los nombres de los cinco profesores finalistas de la versión chilena del Global Teacher Prize 2017, premio también conocido como “el Nobel de la enseñanza” que tiene como objetivo relevar la profesión docente y celebrar a los y las mejores maestros y maestras del mundo.

La iniciativa en el país a cargo de Elige Educar, contó con la participación de un jurado de expertos – entre ellos el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, Carlos Henríquez – que tuvo la misión de definir entre más de 24 mil nominados a los escogidos para participar de la versión  internacional del concurso.

“Son cinco profesores que tienen historias increíbles. Su amor y compromiso por enseñar se ven reflejados en las estrategias pedagógicas que emplean dentro y fuera de la sala de clases, su relación con sus pares y con la comunidad completa. Queremos mostrar a Chile y al mundo que tenemos grandes profesores educando a nuestros niños y transformando el país”, afirmó Paz Medeiros, subdirectora ejecutiva de Elige Educar.

Por su parte, Carlos Henríquez aseguró que los postulantes “son excelentes ejemplos de profesores que marcan la diferencia y que con su labor diaria, impactan no solo en el aprendizaje de sus estudiantes, sino que también en sus vidas y en lo que cada uno de ellos proyecta para su futuro”.

Los finalistas

Cinco profesores de cinco establecimientos de distintas ciudades de Chile destacaron por sus historias, las que resultan inspiradoras a la hora de hablar de maestros que impactan en la vida de los estudiantes. Ellos son:

Marcela Rodríguez: la profesora de Matemática en el Liceo A-1 Octavio Palma Pérez de Arica, es amante de los números desde la niñez y asegura haber escogido la docencia porque además de enseñar a sus alumnos, tiene la posibilidad de transmitirles valores, la importancia de ponerse metas y de trabajar para ser felices. Para enseñar, la profesora ariqueña usa tanto la neuropedagogía aplicada a la Matemática como el juego, este último, cuenta, “porque son niños, y aquí en el colegio se olvidan de sus problemas”.

Mauricio González: desde que supo que quería ejercer la docencia, este profesor de Educación General en el Liceo Técnico Profesional de Colchane (Región de Tarapacá) ha reafirmado que ni el aislamiento ni la distancia son impedimentos para que sus estudiantes tengan una mirada de futuro a través de la Ciencia, la Tecnología y la Astronomía. Actualmente, los alumnos de Mauricio son parte de un proyecto denominado Warawara, que se está trabajando junto a Explora Conicyt y que tiene como finalidad comparar los conocimientos astronómicos ancestrales de los aymaras y cotejarlos con los conocimientos actuales.

Eduardo Cortés: este docente de Tecnología en el Colegio Diego Echeverría de Quillota (Región de Valparaíso) destaca por potenciar a sus estudiantes a través de una educación acorde al siglo XXI, dándole a su asignatura un nuevo aire y protagonismo. Eduardo está consciente de que movilizar aprendizajes es imposible si los alumnos no se sienten involucrados en algo que realmente tenga sentido en sus vidas, y por eso, a través de una metodología basada en proyectos, los motiva a ser ellos mismos quienes encuentren soluciones a sus problemas y a los del entorno, despertando no solo el gusto por aprender sino, además, fortaleciendo un aspecto fundamental: su autoestima.

Beatriz Saavedra: durante su trayectoria como educadora de párvulos en el Liceo Cacique Colin de Lampa, el principal motivo de Beatriz para ejercer su rol ha sido tener en sus manos la oportunidad de lograr que la vida de sus estudiantes – pequeños que cursan niveles de prekinder y kínder -, sus familias y toda su comunidad mejore, cambie y potencie sus capacidades, al entregarles herramientas para que los niños y niñas se atrevan a levantar la mirada y logren soñar sin límites.

Marcela Henríquez: profesora de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue (Región del Bíobio) que siempre ha estado ligada al mundo de la educación. Siguiendo los pasos de su madre, profesora normalista, Marcela se propuso llevar su profesión a lo más alto, y tras titularse, decidió ejercer en su pueblo de origen, Quirihue, donde hoy trabaja con una estrategia simple, pero ambiciosa: poner el foco en que sus estudiantes adquieran el gusto y la motivación por leer como una práctica cotidiana que les permita derribar barreras culturales y sociales.

Según informó Elige Educar, el gran ganador de Chile se dará a conocer en una ceremonia que se realizará a fines de octubre en Santiago y en la que se espera la presencia de la Presidenta de la República.

Revisa más información sobre los finalistas al Global Teacher Prize Chile 2017 AQUÍ