Trigger

Comienza la segunda ventana de Evaluación Progresiva 2017: “Más de cinco mil escuelas están trabajando para que niños y niñas lean comprensivamente”

La Agencia de la Calidad de la Educación dio el vamos a la segunda etapa de Evaluación Progresiva de este año, herramienta pedagógica que tiene como objetivo contribuir en el mejoramiento de los aprendizajes en comprensión lectora de niños y niñas de 2° básico. El proceso estará disponible desde el martes 6 de junio hasta el 11 de agosto.

“Hoy son más de cinco mil las escuelas que están trabajando para que niños y niñas lean compresivamente con el apoyo de Evaluación Progresiva, un dispositivo que más que un fin, es un medio que contribuye a ampliar la mirada de calidad, otorgándole a los docentes información oportuna y específica acerca del proceso de sus estudiantes”, afirmó el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, Carlos Henríquez.

Esta segunda ventana permite ver el progreso de los estudiantes desde comienzo de año y proyectar el avance de cara al cierre del ciclo escolar.

Para Roxana Murgan, directora del Liceo Donald Mc Intyre Griffiths de Puerto Williams, esta herramienta “entrega una buena oportunidad para detectar inmediatamente las dificultades que tienen los alumnos en lectura dentro del primer semestre y poder intervenir de buena forma”, destacando entre sus virtudes que “es muy expedita. Los niños aplicaron la prueba, se ingresó a la plataforma y los resultados estuvieron de inmediato”.

La etapa de diagnóstico cerró a mediados de mayo con la participación del 64 % de los colegios inscritos voluntariamente, sin embargo la inscripción a Evaluación Progresiva sigue abierta y disponible para todos los colegios.

Aquellos establecimientos que participen de esta segunda etapa podrán monitorear el desarrollo de las habilidades lectoras de sus alumnos a través de los reportes de resultados, para luego analizar e interpretar los datos de manera colaborativa entre docentes y directivos.

Evaluación Progresiva tiene un propósito de mejora y es uno de los instrumentos que hoy permite profesionalizar decisiones y abrir más diálogos para avanzar en calidad de la educación”, afirmó Henríquez.