Trigger

Colegio Alborada: aportando calidad al interior del aula

Un cambio en la forma de planificar las clases y destinar gran parte de su tiempo al trabajo pedagógico fueron algunas de las innovaciones que implementó la directora de este establecimiento para mejorar los aprendizajes de los estudiantes.

El centro educacional Alborada, ubicado en Penco, Concepción, desde 2010 implementa una importante práctica pedagógica, la que busca apoyar permanentemente el trabajo en el aula. Con una matrícula de 304 estudiantes entre prekínder y 8° básico, hace 8 años asumió la dirección del colegio Lorena Salgado, quien dedica el 80 % de su tiempo en lo pedagógico, con el apoyo de un administrador designado por el sostenedor para encargarse de las finanzas y logística del establecimiento.

De esta forma, la directora es parte fundamental de la planificación y del equipo técnico, el que está compuesto además por dos jefas de UTP, quienes semana a semana articulan temas transversales y acciones pedagógicas.

Cuando la directora llegó al establecimiento, se trabajaba con planificaciones clase a clase que realizaba el profesor del área y que luego el equipo técnico se encargaba de revisar y retroalimentar. Con el tiempo, estas se empezaron a realizar verbalmente y en forma escrita solo una vez a la semana, lo que permitía a los profesores ahorrar tiempo para destinarlo a otras funciones. Otra innovación implementada fue que para la planificación empezaron a trabajar el profesor de la materia junto con un educador diferencial, el que aplica el conocimiento que tiene del avance de cada estudiante y una jefa de UTP.

“Esta nueva forma de planificar fue muy bien recibida por los docentes, ya que dedicaban mucho tiempo a planificar y a dejar un registro por escrito. No solo restaban de su tiempo no lectivo para preparar las clases, sino también tiempo personal al interior de su hogar, por lo que el reemplazarlo por una instancia donde además podíamos intercambiar experiencias y recibir apoyo fue bienvenido”, señaló Salgado.

Esta forma de planificación permite articular un modelo de trabajo que está centrado en los niveles de aprendizajes de cada estudiante y su curso. De este modo, en la reunión además de programar las clases, se analizan las evaluaciones que se han ido implementando, con el fin de retroalimentar al docente y evaluar los avances.

“Esta práctica de planificación, donde también participan el profesor del área y un jefe de UTP, es muy satisfactoria, porque nos permite tener otra mirada frente al currículo y, al mismo tiempo, ir evaluando los distintos ritmos de aprendizajes, con el fin de planificar una buena clase para que los niños puedan aprender. Además nos ha dado muy buenos resultados en el establecimiento. A nosotros como cuerpo docente nos gusta mucho esta dinámica, ya que al compartir distintas visiones frente al contenido fortalecemos las estrategias que consideramos más pertinentes para nuestros estudiantes”, reflexionó Roxana Andrades, educadora diferencial de 3° y 4° básico.

Foco pedagógico

Para el director de la Macrozona Centro Sur de la Agencia de Calidad de la Educación, Gino Cortez, “el colegio Alborada ha centrado su liderazgo en aspectos pedagógicos. Esto lo ha logrado la directora del establecimiento en coordinación con sus dos jefas técnicas”.

Cortés explicó, que la Agencia realizó una Visita de Aprendizaje a este establecimiento, donde se pudo observar que la dirección del colegio y los docentes se ponen de acuerdo en el contenido de las planificaciones que ven semana tras semana y así pueden monitorear el progreso de sus estudiantes y tomar decisiones pedagógicas.

“Para nosotros es maravilloso ver cómo un director puede liderar un equipo de profesores centrando la mayor parte de su tiempo en aspectos pedagógicos, metodología que este establecimiento educacional ha encontrado para ser hoy día un establecimiento de alto desempeño, donde la gran mayoría de sus estudiantes están aprendiendo y sus docentes están comprometidos con su labor”, agregó Cortez.

Sandra Hernández, la evaluadora de la Agencia que lideró la Visita de aprendizaje, destacó que “la visita que realizamos fue bastante interesante, porque pudimos ver cómo el liderazgo de la directora impactó positivamente en la escuela. Ella, desde un principio, se enfocó en lo pedagógico; visualizó la necesidad de acompañar a los docentes en la preparación de la enseñanza y organizó a los equipos de acuerdo con sus respectivas especializaciones”.

Esta práctica, según la evaluadora, ha permitido al colegio asegurarse de que lo que se está implementando en el aula sea un aprendizaje significativo para el estudiante. “Como Agencia logramos comprobar que en un corto plazo se pueden ver importantes cambios, por lo que es una práctica digna de destacar, ya que con solo entrar al colegio uno puede percibir el ambiente colaborativo y el compromiso de cada miembro de la comunidad escolar”.

La Directora Lorena Salgado, destacó como pieza clave de la mejora el compromiso del equipo. “Es fundamental contar con profesionales con vocación, ya que de esa forma todos mejoran sus prácticas, se perfeccionan y piden ayuda cuando se requiere, porque el foco son los estudiantes. En ese sentido, hoy contamos con un equipo muy comprometido con la educación, lo que nosotros queremos es que esto trascienda en la vida de nuestros alumnos”.