Trigger

Alcemos la voz contra el trabajo infantil

El martes 12 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fecha en la que recordamos que, actualmente, son 168 millones de niños, niñas y jóvenes que trabajan en el mundo, y en Chile son cerca de 230.000 en la misma situación.

Para conversar acerca de la importancia de la educación como herramienta para erradicar las distintas formas de trabajo infantil, nuestro programa de radio Agenda Calidad tuvo como invitados a Ana María Leal, directora ejecutiva de Fundación Pléyades y Sebastián Hinojosa, estudiante del Complejo Educacional José Miguel Carrera de Quilicura y uno de los finalistas regionales 2017 del torneo interescolar de deliberación y formación cívica, Delibera.

Bajo la conducción de Marcela Soto y Alejandro Hidalgo, jefe de la División de Evaluación y Orientación del Desempeño (DEOD) de la Agencia, el capítulo estuvo enfocado en conocer la percepción del país con respecto al trabajo infantil, los desafíos para erradicarlo y la opinión de los jóvenes sobre lo que significa tener y reforzar un punto de vista sobre algún tema.

“En Chile, se ha tendido a invisibilizar la situación de los niños que trabajan”, aseguró Leal junto con afirmar que “hoy la realidad del trabajo infantil es más oculta que hace 20 o 30 años, pero claramente sigue siendo un número doloroso porque estamos hablando de cerca de 230.000 niños en edades entre 5 y 17 años, cercano al 7 % de la población infantil. Sin duda es un porcentaje que nos debiera inquietar y movilizar a hacer cambios más profundos para superar esta situación”.

En esta misma línea, la directora ejecutiva de Pléyades contó que, a nivel mundial, Chile es la tercera región con mayor trabajo infantil en Latinoamérica y el Caribe, que estamos por sobre África del Norte y que en general se tiende a pesar que este es un problema relacionado con países del Caribe o de aquellos que tienen un nivel de desarrollo menor al nuestro.

Al respecto sostuvo que “seguramente la problemática que tenemos en Chile es infinitamente menor a la que atraviesan otros países de la región, pero aun así es un porcentaje que ha tendido a permanecer y, claro, genera vulneraciones de derechos graves en términos de desarrollo y en muchos casos la exclusión del sistema escolar”.

Otro aspecto considerado por Ana María Leal a la hora de hablar de trabajo infantil es la brecha de género. Según manifestó, “nuestra cultura está mediada por un tema de género y el trabajo infantil no está exento de eso”, y añadió que, si bien “se tiende a pensar que todas las tareas domésticas, que terminan siendo trabajo infantil doméstico, están más asociadas al género femenino”, no podemos dejar de lado “la cantidad de niños que abandonan el sistema escolar para poder acompañar las tareas productivas de los campos en las zonas rurales”.

Para Leal “cuando los estudiantes se involucran y se vuelven sensibles a la realidad de otros, van generando los cambios que necesitamos”, y además enfatizó en que la concientización sobre lo que implica el trabajo infantil en la vida de los alumnos es de suma importancia para generar los cambios que el país necesita en esta materia.

El poder de la opinión

Por su parte, Sebastián Hinojosa comentó que instancias como el torneo Delibera –sumado a la experiencia de compartir con compañeros que estudian y trabajan– son muy importantes porque a partir de ellas, los estudiantes pueden lograr cambios. En este caso, a través de la presentación de nuevos proyectos de ley o la modificación de otros ya existentes con el objetivo de solucionar un problema que detecten en la sociedad, como el trabajo infantil, por ejemplo.

“Lo principal es concientizar a los estudiantes”, aseguró Hinojosa y agregó que instancias que van en pro de la importancia de la opinión en niños, niñas y jóvenes, permiten también enriquecer el diálogo en las salas de clases, ya sea entre pares como con los profesores.

Para Alejandro Hidalgo, toda experiencia que permita que nuestros estudiantes desarrollen su capacidad de dar a conocer su punto de vista es esencial para el aprendizaje. “Un tema relevante tiene que ver con la asistencia de los niños al colegio” y en ese sentido mencionó que “faltar a clases impacta demasiado en los niveles de aprendizaje”, por lo que un estudiante que trabaja después de la escuela no tendrá la energía suficiente para desarrollarse plenamente.

Puedes escuchar el programa completo AQUÍ.